"Air" Beauvue ya vuela en Vigo

El francés debutó en el minuto 71 y exhibió velocidad y gran juego aéreo

21.01.2016 | 02:33
Beauvue salta por encima de Filipe Luis. // R. Grobas

El celtismo ha adoptado un nuevo ídolo. Claudio Beauvue debutó ayer entre el entusiasmo de una afición por disfrutar del juego de un futbolista veloz y con un gran salto para dominar el juego aéreo. El caribeño entró en el minuto 71 por Aspas y dejó buenos detalles de su calidad.

Claudio Beauvue ha entrado con buen pie en la familia celtista, que ayer recibió con aplausos al último refuerzo del mercado invernal del conjunto vigués. Cinco días después de presentarse en Vigo para firmar por el Celta, el francés de origen antillano debutó a falta de veinte minutos para concluir un partido que estaba muy abierto y nivelado y al que el exfutbolista del Olympique de Lyon le puso velocidad e intensidad, demostrando en varias acciones su poder en el juego aéreo. De ahí que se le conozca con el apodo de "Air", porque parte de su potencial lo basa en los saltos que da.

"Es un jugador muy rápido, veloz, con asociación técnica.Ojalá se adapte muy rápido. Nos llena de ilusión que tanto él como Marcelo nos eleven el nivel", manifestó Eduardo Berizzo sobre la breve aparición de Beauvue, que nada más asomar por el túnel de vestuarios de Balaídos ya arrancó muchos aplausos de unos seguidores que muestran muchas ganas de apadrinar nuevos ídolos que suplan a los que se han ido últimamente, como Augusto Fernández o Krohn-Dehli.

Beauvue (Claudio para Berizzo, que así evita la confusión sobre cómo se pronuncia su apellido: Boví o Bovú), apareció ayer sobre el césped de Balaídos acompañado del belga Theo Bongonda, con el que comparte idioma. Se le ha ido Levy Madinda, otro futbolista con el que comparte vocabulario, aunque en el equipo tiene a Daniel Wass, que jugó unos años en el Évian. Aunque su origen caribeño le permite conocer muchos vocablos del español y nada más fichar por el Celta prometió, a través de las redes sociales, aprende con rapidez la lengua de Cervantes.

Antes de sentarse en el banquillo, Claudio Beauvue respondió con saludos a los ánimos que recibió desde una grada que estaba expectante para verlo en acción. Durante la jornada se especulaba si Berizzo le daría la titularidad, lo sacaría tras el descanso o le concedería los últimos minutos. El técnico argentino siguió su plan habitual de cambios y esperó hasta el minuto 71 para ordenar la entrada en el campo del dorsal número 12, al que la grada ya le ha asignado una canción: "Boví, Bovú, cada día te quiero más".

Aspas fue el sustituido para que debutase el segundo fichaje de enero. Fue recibido con un gran aplauso. Tardó en tocar el balón pero una acción suya asistiendo de tacón a Jonny levantó exclamaciones de asombro en un estadio que le ha concedido a Beauvue el mismo respaldo incondicional que a Guidetti.

En varias ocasiones el francés superó a Filipe Luis con saltos espectaculares, a pesar de sus 174 centímetros de altura, pero en los pies posee unos músculos como muelles para elevarse en las alturas. Es "Air" Beauvue.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine