fútbol - Copa Federación

El Rápido apuesta por la valentía

Los boucenses, pese al 2-3 de Pasarón, buscarán el gol para asegurar el pase a cuartos

20.01.2016 | 02:12
Una imagen del partido de ida disputado en Pasarón. // Rafa Vázquez

Rápido de Bouzas y Pontevedra disputan están noche, a las 21.00 horas en el Baltasar Pujales, el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Copa Federación. Los aurinegros llegan a este encuentro con ventaja tras lograr la victoria en Pasarón hace quince días por 2-3, pero no se fían de los granates, que ocupan puestos de clasificación para el play off de ascenso a Segunda División.

A pesar de que es una competición totalmente diferente a la Liga, los dos equipos llegan con dinámicas diferentes. Los boucenses han perdido los últimos dos partidos en Tercera División, ante Silva y Noia; mientras, el Pontevedra no pasó el domingo del empate sin goles ante el Cacereño, pero una semana antes había logrado una importante victoria en la cancha de un rival complicado como el Guijuelo.

Lo que está claro es que el partido de esta noche va a ser muy movido, ya que el Pontevedra necesita marcar por lo menos dos goles para intentar llegar a cuartos, mientras que el Rápido de Bouzas buscará un tanto que deje muy encarrilada la eliminatoria.

Jorge Otero, entrenador del equipo aurinegro, afirmó que "el Rápido no va a salir a jugar con el resultado. Sería ilógico ante un equipo tan potente como el Pontevedra. Si nosotros fuimos capaces de marcar tres goles en Pasarón, imagínate lo que pueden hacer ellos en Bouzas. Nosotros tenemos que jugar sin confianzas, tratando de aguantar los primeros minutos del encuentro, que entiendo que es cuando el Pontevedra presionará más. Después tenemos que hacer nuestro juego y buscar un gol que deje todo visto para sentencia".

El técnico no cree que las últimas dos derrotas afecten al equipo. "Son cosas del fútbol", prosiguió Otero, "sería preocupante si el equipo no fuera valiente, pero partidos como el del domingo ante el Noia, que no se debió perder, son cosas que van a pasar siempre. El equipo está bien, está trabajando a un alto nivel y todavía queda mucho terreno por recorrer hasta el final del campeonato".

El entrenador del Rápido de Bouzas tiene clara la táctica: "No podemos esperar al Pontevedra, sería un suicidio. Tenemos que ser fieles con nuestra forma de jugar y hay que buscar un gol que sentencie todo para no pasar apuros en la recta final del encuentro". Para finalizar, el entrenador del Rápido se lamentó de que "el partido coincida con otro importante en Balaídos (el de Copa del Rey entre el Celta y el Atlético, dos exequipos suyos, por cierto), pero seguro que los que vayan al campo van a estar con el equipo animando desde el primer momento y buscando una clasificación histórica para cuartos, algo que el club nunca había conseguido".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine