"La expulsión cambió totalmente el partido"

18.01.2016 | 02:07

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha confirmado que la sustitución de Messi tras el descanso se debió a una sobrecarga muscular y ha defendido que lo mejor era "no arriesgar" con un jugador de la relevancia del argentino.

"Mañana (por hoy) se le harán las pruebas. Ha sufrido una ligera sobrecarga y hemos preferido no arriesgar con un resultado de 2-0. No me gusta arriesgar con ningún jugador, imagínate con Leo Messi", dijo tras el partido.

Messi y Alba (que también se retiró lesionado) han sido los únicos puntos negros de la victoria azulgrana ante el Bilbao que, según ha reconocido Luis Enrique, ha estado condicionado por la expulsión del guardameta Gorka Iraizoz.

"En principio no tiene nada que ver el partido que esperábamos con lo que ha sucedido. La expulsión cambió totalmente el partido", reconoció el técnico, quien, sin embargo, ha elogiado "el posicionamiento de sus jugadores para generar más ocasiones de gol".

Sobre la roja directa de Gorka Iraizoz, Luis Enrique ha reconocido que es un "castigo excesivo", si bien ha puntualizado que es una acción que el reglamento interpreta como roja directa. En cualquier caso, ha señalado que el partido de ayer no le servirá de referencia para afrontar la eliminatoria de los cuartos de final de Copa del Rey.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine