Entrenamiento con viento, lluvia y granizo en A Madroa

06.01.2016 | 02:09
Ricardo Grobas

| Una nueva borrasca atlántica se dejó sentir ayer con fuerza en las instalaciones deportivas de A Madroa, donde los jugadores del Celta trabajaron en sesión matinal bajo fuertes aguaceros, intenso viento e incluso una copiosa granizada que Sergio Álvarez recibió con los brazos abiertos, mientras a su lado compañeros como el sueco John Guidetti trataban de cubrirse la cabeza con las manos. El invierno ha hecho acto de presencia en la ciudad deportiva celeste.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine