"Cada partido es un desafío"

Berizzo confía en la capacidad del Celta para superar el primer compromiso de 2016 sin su capitán

02.01.2016 | 15:03
Berizzo, en las instalaciones de A Madroa // RICARDO GROBAS

A pesar de contar con 17 futbolistas de la primera plantilla, lo que le obliga a disponer de Borja Fernández, del filial, Eduardo Berizzo apunta que maneja varias opciones para el once que hoy presentará ante el Málaga, del que el técnico argentino destaca el buen momento que atraviesa tras encadenar tres victorias (Rayo, Atlético y Levante). Apunta Berizzo que el puesto de portero seguirá siendo rotatorio, que Radoja no está preparado para disputar un partido completo y que Sergi Gómez es un serio candidato a ocupar el pivote que deja vacante Augusto Fernández.

"El Málaga se ha recuperado. Viene de ganar tres partidos seguidores y parece que ha encontrado confianza con esas victorias. Pero siempre me preocupa más mi equipo. Tenemos que respetar nuestra línea de juego, ser fieles a nuestro estilo para ganar allí", apunta Berizzo de un Celta que suma 17 puntos a domilicio.

Incide el preparador suramericano en el equipo de su homólogo Javi Gracia y en la opción de Sergi Gómez: "Málaga es un equipo que tiene dos atacantes, con un dibujo 4-4-2 muy definido, así que nuestro pivote debe integrarse en un perfil más defensivo, por eso pensamos en la opción de Sergi, al que ya hemos utilizado ahí".

El relevo natural de Augusto Fernández es Radoja, pero el serbio viene de superar una intervención quirúrgica por una hernia inguinal. Ante el Athletic jugó uno minutos, pero Berizzo advierte: "Es muy pronto para que juegue los noventa minutos, es un riesgo para su físico, por lo que iremos con calma. Caben dos opciones: que empiece el partido y no lo termine o que entre en el partido cuando esté más desgastado".

La portería tampoco escapa a los cambios que majeja el preparador del Celta en la víspera de acudir a la capital de la Costa del Sol. Sergio Álvarez, hasta ahora titular, y Rubén Blanco, que jugó en la Copa y en Granada, aspiran a defender el portal celeste. "Los dos están listos y preparados. Las rotaciones van a seguir en la portería, pero no en Liga y en Copa por separado".

A pesar de sorpresas como la marcha de Augusto, Berizzo se muestra optimista: "Sufrimos bajas y contratiempos pero hemos reaccionado sosteniendo la línea de juego. Así que en cada partido es un desafío nuevo, tratando de jugar de la misma manera pero con diferentes nombres".

Y desea un Celta que se adapte a cualquier circunstancia: "Me gustaría que en el campo existan diez jugadores que puedan pasar de una formación a otra. Esa me parece que es una clave del partido: poder pasar a una defensa de tres, de cuatro o de cinco, de acuerdo a lo que el partido nos exija y el funcionamiento del medio del campo con gente como Wass, Orellana, Hernández, Teo, Señé, Iago, John...".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine