Fútbol - Segunda B

La "cuesta de enero" del Pontevedra

Los jugadores granates deberán jugar un mínimo de siete encuentros el próximo mes

26.12.2015 | 01:24
Borjas trata de deshacerse de un compañero durante un entrenamiento. // G. Santos

El Pontevedra Club de Fútbol arrancará el nuevo año con uno de los meses más duros de lo que se lleva disputado de competición con siete encuentros a disputar entre liga y copa.

La plantilla granate se reincorpora a los entrenamientos el próximo lunes con instrucciones estrictas de parte del cuerpo técnico de no llevar a cabo ningún exceso que pueda romper el óptimo nivel físico con el que los jugadores alcanzaron el final de año en la competición.

Cualquier anomalía será pagada con creces en enero, con un mes muy exigente en cuanto a lo físico en el que los granates deberán disputar muchos partidos en los que podrían dejar prácticamente cerrada la permanencia de conseguir resultados positivos.

El año 2016 arrancará en el peor de los destinos posibles en cuanto al clima. El frío de Burgos será lo primero que dará la bienvenida a los granates a la competición con el último duelo de la primera vuelta y su plaza en puestos de play off por defender. Esto no se logró hace poco más de un mes, cuando el empate en Gijón les aupó a la cuarta plaza y a los puestos de privilegio por primera vez en esta temporada, ya que un nuevo empate, esta vez frente al Celta B en Barreiro, les hizo perder dos posiciones.

Tras Burgos los granates comenzarán la segunda mitad de la temporada con la parte del calendario que precisamente más problemas les dio a los lerezanos en la primera vuelta. Guijuelo será el primer destino en un segundo choque lejos de Pasarón. Entre medias, el día de Reyes la Copa Federación volverá a tomar protagonismo cuando el Rápido de Bouzas visite el estadio pontevedrés.

Habrá que esperar al 17 de enero para ver el primer partido liguero del año en el templo granate, en lo que será todo una revancha ante un rival directo como el Cacereño, contra el que se perdió por la mínima en el partido de la primera vuelta en la segunda jornada de competición.

La "cuesta de enero" se complementará con los duelos ante el Tudelano en Navarra y Lealtad de Villaviciosa en casa, junto a la vuelta de los octavos de final de la Copa Federación en el Baltasar Pujales.

Mucha carretera

A la elevada cifra de partidos que los jugadores pontevedreses deben acumular en sus piernas, también hay que sumarle el buen número de kilómetros que el equipo debe recorrer para afrontar la mayor parte de sus viajes. El autobús lerezano recorrerá en un mes más de 3.700 kilómetros entre idas y vueltas, siendo el de Tudela el peor de los desplazamientos de la temporada con casi 800 kilómetros por trayecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine