fútbol - Mundial FIFA de Clubes

Luis Suárez exprime su olfato goleador

El Barça jugará la final con el River - Messi, baja de última hora por un cólico

18.12.2015 | 03:58
Luis Suárez celebra su tercer gol, ayer ante el Guangzhou. // T. Peter

El FC Barcelona venció por 3-0 al Guangzhou Evergrande chino con tres goles de Luis Suárez en la semifinal del Mundial de Clubes de Japón, y disputará la final el domingo ante el River Plate argentino.

El Barça jugó con un once atípico debido a la ya prevista ausencia del brasileño Neymar y a la baja de última hora de Leo Messi por un cólico nefrítico. Sus puestos en el "tridente" los ocuparon Munir por la derecha y Sergi Roberto a la izquierda.

Ante la falta de dos de sus mayores estrellas, Iniesta se erigió como faro del juego azulgrana y Luis Suárez asumió el papel de definidor. Ambos fueron los más destacados de un triunfo que concede a los catalanes la oportunidad de ser el primer equipo que gane tres Mundiales de Clubes en su formato actual.

En los primeros 20 minutos el Barça sólo contó con un tiro lejano de Iniesta que se marchó muy alto y con una falta desde la frontal que Rakitic mandó a la barrera.

La primera ocasión clara fue para Munir tras un pase espectacular de Iniesta entre líneas, pero llegó muy forzado y estrelló el balón en el pecho del meta chino. El prometedor extremo dispuso de otra buena ocasión a balón colgado del albaceteño, aunque su cabezazo que buscaba el palo derecho se marchó desviado.

El equipo de Scolari inquietó a los azulgrana en dos contraataques dirigidos por el brasileño Paulinho y Zheng, aunque la defensa barcelonista logró evitar in extremis que Elkeson se plantara solo ante el chileno Claudio Bravo.

En el minuto 33, el defensa chino Zou Zheng sufrió una aparatosa lesión en un mal apoyo, y tras salir en camilla del terreno de juego fue sustituido por Li Xuepeng.

Cuando se acercaba el ecuador de la contienda, el Barça se adelantó gracias a un tiro desde fuera del área de Rakitic que el portero despejó mal, y que un Suárez al acecho cazó para anotar.

Tras la reanudación, los culés ampliaron su ventaja gracias a otro pase estelar de Iniesta, que Suárez controló con clase y transformó en gol. Con el segundo tanto los chinos bajaron los brazos. El punta uruguayo anotó su tercer tanto desde los once metros, tras un penalti protestado sobre Munir. De este modo, Suárez se convirtió en el primer jugador en marcar tres goles en un partido del Mundial FIFA de Clubes en su formato actual.

El River argentino, que eliminó al Sanfrecce Hiroshima japonés, espera ahora al FC Barcelona en la final que se disputará el domingo en el mismo escenario, el Estadio Internacional de Yokohama.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine