balonmano - Campeonato del Mundo femenino

Manu Etayo: "La derrota es dura por circunstancias que creemos que no son justas"

"Hay que asimilarlo, no ser dramático y pensar en el futuro", indica el técnico

17.12.2015 | 04:02
Manu Etayo, durante un entrenamiento del Mecalia Guardés. // Ricardo Grobas

Recién llegada a casa tras su eliminación en octavos del Mundial ante Francia, la selección española de balonmano hace balance. La extraña actuación arbitral, la desilusión de hacer las maletas antes de lo esperado y la esperanza de que Noruega gane el campeonato para que las guerreras se aseguren su presencia en los Juegos de Río son algunos de los aspectos que ha analizado Manu Etayo, técnico del Mecalia Guardés y segundo de la selección, ayer recién llegado a A Guarda.

- La derrota ante Francia en los octavos de final del Mundial (21-22) les ha obligado a regresar a casa antes de lo que tenían previsto. ¿Qué sensaciones se traen?

- Bueno, estamos tristes sobre todo por el partido, por su desenlace. Fue todo un poco muy raro y al final ese gol de siete metros con el tiempo acabo también? Tristes sobre todo también porque durante todo el partido no tuvimos la sensación de haber sido inferiores a Francia; pero ahora toca seguir mirando hacia adelante y ver cómo queda el Mundial para preparar el Preolímpico, si es que hay que jugarlo.

- Si Noruega gana el campeonato el billete olímpico está asegurado.

- Así es, así que toca animar mucho a Noruega. Si no tenemos la opción de jugar el Preolímpico, que nos lo hemos ganado por ser segundas de Europa y hay muchas opciones aún para estar en los Juegos Olímpicos, así que hay que mirar hacia adelante, tratar de corregir cosas y preparar el futuro también con mucha ambición.

- Antes de la cita de Francia, ¿creía en las opciones de España de llegar lejos en este Mundial?

- Sí. Creo que estábamos bien. El grupo que nos tocó era muy fuerte. Tanto Rusia, Noruega y Rumanía se han colado en cuartos de final y era un grupo muy duro. Competimos contra todos los rivales del grupo y quizás es lo que tiene un Mundial que por muy bien que tengas las sensaciones, al final te lo juegas todo a un partido y contra rivales de mucha calidad, como es el caso de Francia, y al final pues bueno, hay detalles y demás que te dejan fuera. Es un duro golpe pero hay que asimilarlo y saber que no se ha hecho tan mal como se puede pensar ahora por caer en octavos, sino pensar que el Mundial es un sistema de competición que puede ser muy traicionero.

- El propio seleccionador Jorge Dueñas, tras el partido, señalaba a la actuación arbitral.

- Después de ver el vídeo, en frío, y de analizar jugadas, sí es cierto que hay cosas muy extrañas. Durante el partido el criterio arbitral es extraño también, pero no hay que darle muchas más vueltas. Hay que pensar en lo que podemos corregir de cara al futuro, en lo que está en nuestra mano. Intentar corregir cosas sobre el equipo. No podemos ya hacer nada. Por mucho que nos lamentemos del arbitraje es algo que no está en nuestra mano y debemos pasar página y preparar el futuro sin más.

- Ese día, en el que por problemas con el traslado, llegaron tarde al partido, empezó ya raro.

- El día ya había empezado raro con el cambio del arbitraje por la mañana, con problemas en nuestro traslado al partido, pero esa situación del traslado no creo que pueda ser significativa en el resultado. No hay que echar balones fuera y sí pensar en corregir lo que nosotros hicimos mal para el futuro. Tampoco vamos a echarle la culpa a todo lo externo porque también debemos ser autocríticos y intentar corregir cosas que durante el partido pudimos hacer mejor.

- ¿Por ejemplo?

- Hay que revisar y ver las cosas más en frío porque es muy reciente la eliminación y quizás inesperada, y analizar las cosas con tiempo, verlas y corregirlas, sin más.

- España arrancaba en este Mundial con la máxima ambición y con el podio como meta. ¿Es por eso la decepción mayor haber caído en octavos?

- Después de conseguir la plata en el Campeonato de Europa siempre las expectativas son muy grandes, pero tenemos la experiencia del anterior Mundial, en Serbia, que caímos en octavos y todo el mundo daba esta selección un poco como finiquitada y al año siguiente conseguimos la medalla de plata. Tampoco hay que ser tan dramático. Lo que tenemos por delante es bonito y saber que las sensaciones son muy buenas y deben seguir siendo así a pesar de que esta derrota es dura por circunstancias que creemos que no son justas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine