El Barça, a medio gas en Leverkusen

Las rotaciones dibujan a un conjunto azulgrana impreciso que cumplió el trámite en el último partido de la fase de grupos - El equipo alemán se despide del torneo

10.12.2015 | 04:55
Messi trata de controlar un balón, durante el partido de ayer en el BayArena. // Ina Fassbender

Pocas veces se le presentará al Bayer Leverkusen una ocasión como la que desperdició ayer de vencer al Barcelona, ante el que empató (1-1) y perdió el tren de la Champions, puesto que, finalizada la fase de grupos, el equipo alemán jugará la Europa League, mientras que el catalán y el Roma pasan a octavos.

En un choque para olvidar del Barcelona, en el que sacó segundas espadas, el equipo de Luis Enrique cuajó un encuentro en el que predominaron la imprecisión, los errores en el pase y el agobio de un Bayer que tuvo al equipo azulgrana contra las cuerdas en muchas ocasiones.

Partido trabado el que se encontró el Barcelona en el BayArena, aunque bastante parecido al que le planteó el Leverkusen en el Camp Nou en la ida, con una presión asfixiante que llevó a la zaga azulgrana a perder muchos balones.

El robo continuo de balones y la imposibilidad de jugar con cierto criterio llevó al Barça a vivir casi toda la primera parte encajonado en su campo.

Los errores del Barcelona eran la tónica de un equipo que había dado la alternativa al joven volante Wilfrid Kaptoum (19 años) y que en ataque puso a Sandro y Munir como acompañantes de Messi.

Samper cometió una falta en el borde del área a Wendell. En la ejecución Çalhanoglu tuvo la ocasión de marcar, en una acción en la que Ter Stegen tuvo una respuesta acertada.

En el 20, el titubeo de Rakitic a la hora de decidir qué opción escogía para echar un pase largo encontró el arranque de Messi, para habilitarlo en un mano a mano con el meta, al que el argentino dribló y batió (0-1).

El Bayer Leverkusen siguió firme en su cometido de no dejar un metro cuadrado sobre el que dejar de presionar y tres minutos después Chicharito se encontró con un balón dentro del área para fusilar a Ter Stegen (1-1).

La réplica del Barcelona pudo haber llegado de inmediato en un pase de Alba a Messi, pero el argentino no ajustó bien el balón, que se fue fuera.

Otra acción de robo local con peligro se produjo en el 39, en que Ter Stegen volvió a realizar un buena intervención.

El Barça del control del balón, de marcar la pauta y la pausa estaba desdibujado ante un rival que ya hace semanas, en la primera vuelta, le hizo lo mismo y le hizo sufrir igual.

El Barça no hizo cambios, como tampoco el Bayer en el descanso, pero los de Luis Enrique mantuvieron las mismas constantes que en el primer acto, en el que volvieron a mostrarse incapaces de articular jugadas claras e imponer la calma a un partido que no tenían descontrolado, sin mostrar jerarquía.

En el 48, una acción mal defendida del Barça dejó otra vez a Hakan Çalhanoglu en una posición inmejorable, pero su disparo salió ligeramente desviado. Casi sin dejar respirar a su rival, el Bayer elaboró otra acción en la que el fuerte chut de Bellarabi acabó con el balón rebotado en Chicharito.

En el 80, el Barça aprovechó que al Bayer le flaqueaban las piernas y en un rápido contragolpe Sandro se fue hasta la línea de fondo y su centro raso lo atajó Leno, para evitar que Messi y Munir concretasen el pase.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine