"Cabral es mi referente aquí"

Diego Alende reconoce que ha cumplido "un sueño" con su debut en Primera

09.12.2015 | 01:57
Diego Alende, ayer, en el entrenamiento del Celta en A Madroa. // Adrián Irago

El Celta afrontaba el sábado la segunda parte del partido en el Villamarín con un gol a favor cuando Jonny Castro fue expulsado. Con 40 minutos de juego por delante y el Betis cercando la portería de Sergio, Berizzo recurrió a un juvenil para intentar minimizar los posibles daños de jugar en inferioridad numérica. "Estaba calentando en la banda y ni vi la expulsión de Jonny. De repente me llamaron y ahí sí me puse un poco nervioso, pero una vez en el campo los nervios desaparecieron", recuerda Diego Alende López (Santiago de Compostela, 25 de agosto de 1997) del día que debutó en Primera División. "Fue un momento único, era un sueño que tenía desde pequeño y no esperaba que fuera tan pronto, con 18 años. Me siento muy contento de haber cumplido un sueño", proclama desde A Madroa un futbolista locuaz en su estreno en una rueda de prensa.

No parece sentir vértigo a pesar de reconocer que todo va muy rápido. "Empecé a jugar en el Ciudad de Santiago en benjamín y después me fichó el Celta, que ponía autobuses para que viniésemos a entrenar los que éramos de la zona de Santiago y de Vilagarcía. Nos pasábamos los viajes disfrutando como enanos. Hacías muchos amigos y los días me pasaban volando", explica Alende.

Su polivalencia como futbolista no parece tener límites. "Comencé jugando de delantero, pero poco a poco fui bajando de posición. En la categoría cadete era medio y en edad juvenil comencé a jugar de central. Me adapté bastante bien", habla quien siendo todavía juvenil dio el salto al filial céltico de Segunda B el verano pasado, tras realizar la pretemporada con el primer equipo.

La oportunidad con Berizzo le llegó en la tercera convocatoria, aunque es un habitual en los entrenamientos con los profesionales. Es más, tuvo que renunciar a su primera convocatoria con la selección española sub-19 porque el Celta lo necesitaba ante la plaga de lesiones en la defensa. Después del debut, ante el Espanyol podría volver a tener otra oportunidad. Alende cree que es pronto para barajar esa posibilidad."No pienso en lo que puede pasar el fin de semana, me centro en entrenar y en aprender de mis compañeros. Si me toca jugar el sábado intentaré estar tranquilo, y si no ayudaré desde fuera".

Su relación con el primer equipo le ha hecho cambiar incluso de ídolo: "Piqué es un jugador que me gusta mucho por su personalidad y forma de jugar, pero desde que conozco a Cabral, la verdad, estoy enamorado de él, es mi referente: por su forma de ser, por cómo me mete caña y por cómo me apoya. Ahora mismo me fijo en Cabral, es el referente aquí, del que trato de aprender al máximo. En cuanto salí al campo ya me acomodó, no paró de darme instrucciones. Tanto él como Hugo Mallo me estuvieron arropando y gracias a ellos lo llevé mucho mejor, mucho más cómodo. Quiero darle las gracias por cómo me tratan", subraya Diego Alende, quien añade que enmarcará la camiseta con la que debutó en Primera División.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine