El Atlético, con total eficacia

El cuadro colchonero se clasifica como primero de grupo

09.12.2015 | 01:57
Carrasco intenta regatear a Lisandro López. // José Sena

El Atlético de Madrid pasó a los octavos de final de la Liga de Campeones como primero del grupo C al vencer 1-2 al Benfica en el estadio Da Luz, el mismo en el que perdió la Liga de Campeones en 2014.

Con poca posesión (en torno al 42 por ciento), pero con mucha agudeza en ataque, el Atlético cerró el primer tiempo con una justa ventaja. Justa, porque chutó entre los tres palos más que su adversario (tres contra ninguna) y porque cuando se dispuso a atacar lo hizo con un magnífico pragmatismo.

La banda derecha del lateral Juanfran fue clave en la superioridad de los colchoneros. Por ella exploraron la propensión al ataque de Eliseu, lateral zurdo del Benfica.

A la media hora, el Atlético brilló en una jugada fulminante y con precisión de cirujano: Griezmann sirvió a Vietto, quien, en el límite del fuera de juego, asistió a Saúl cuyo chute colocado inauguró el marcador.

El Atlético, que contó con la novedad del central Savic, en detrimento de Jiménez, acabó los primeros 45 minutos con comodidad en el partido y con la estrella del Benfica, Nico Gaitán, bajo control.

Con el marcador en contra, los locales prescindieron del pulmón de Guedes y optaron por la dinamita de Mitroglou, quien en la primera jugada del segundo tiempo casi se estrena a marcar.

El fogosidad de "los encarnados" duró diez minutos, hasta que Carrasco se infiltró por el costado zurdo del Benfica y asistió a Vietto. El pequeño y hábil jugador argentino se adelantó en la marca a Jardel y batió a Júlio César con un sutil toque.

Raúl Jiménez, suplente, dispuso de media hora ante su exequipo. La entrada del mexicano y la omnipresencia de Sanches reactivaron al Benfica, que recortó en el minuto 75. Jiménez dio un pase interior a Mitroglou, quien se deshizo del pegajoso Godín con una hábil recepción de espaldas y remató a gol.

Restaban 15 minutos para el final y el Atlético sentía el aliento del Benfica en el cogote. Renato Sanches, de 18 años, lideró a los encarnados. Robó y distribuyó cubriendo todo el centro campo. Raúl Jiménez cabeceó con peligro, pero el Atlético, en Lisboa, aseguró la exigua ventaja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine