voleibol - Superliga 2 femenina

El Club Vigo se viene abajo tras el primer set

El FC Barcelona se lleva la victoria de Coia con más facilidad de la esperada

06.12.2015 | 03:38
Los jugadores del Club Vigo festejan un punto, ayer. // R. Grobas

Afrontaba ayer el Club Vigo Voleibol un encuentro muy complicado ya que visitaba Coia el tercer clasificado, el FC Barcelona, que quería asegurar su presencia en la Copa Príncipe. Ante ellos, los vigueses, octavos en la tabla y con la misión de reaccionar ante las derrotas sufridas en Vigo contra el Leganés y en Boiro, el pasado fin de semana.

Pero del partido de ayer solo se puede salvar el primer set, ya que el resto del encuentro es como si los jugadores vigueses ya hubiesen cumplido y se vinieron abajo. Cada uno trataba de hacer su juego y salvarse el dejando a los demás sin ayuda ni colaboración.

Todo ello, unido a la falta de recepción, que junto con los muchos errores cometidos en ataque de los de Suso Penedo, hicieron que los catalanes se llevasen, con más facilidad de la esperada, una victoria importante que les asegura su presencia en San Sadurniño en la próxima edición de la Copa Príncipe, que se disputará el 9 y 10 de enero.

El encuentro ayer en Coia comenzó con muchísima igualdad y ninguno de los dos equipos era capaz de marcharse en el marcador. Las diferencias eran, como máximo, de dos puntos, siempre a favor del conjunto visitante. Cuando el electrónico se puso con un tanteo de 13-16m Suso Penedo pidió un tiempo muerto y les puso las "pilas" a sus jugadores, que respondieron de forma automática. Empataron el set y fueron capaces de ponerse por delante para finalizar el parcial con cuatro puntos de diferencia.

El segundo set comenzó, también, con mucha igualdad pero cuando en el marcador figuraba un 8-9 fue cuando los vigueses bajaron los brazos y se fueron, de manera absurda, del partico. Comenzó a fallar la recepción y, como consecuencia, no existía el ataque. No había bloqueo y, sobre todo, tampoco defensa. Todo lo contrario en el F.C. Barcelona, que comenzó a entonarse y a aprovecharse del bajón Vigués. Todo esta suma de factores hizo que se llevasen el set con mucha facilidad (17-25).

El tercer parcial comenzó algo mejor que los anteriores, ya que los vigueses dieron la impresión de querer meterse en el partido y mandaban en los primeros compases. Se fueron de dos puntos 12-10 y esta diferencia la mantuvieron hasta el 17-15. A partir de ese momento, volvieron a desaparer del campo y comenzaron a cometer demasiados errores, lo que significó que los visitantes les hiciesen un parcial escandaloso de 1-10 que hundió por completo los ánimos locales.

El cuarto set también arrancó con mucha igualdad, pero después del empate a 6 puntos, nuevamente, los vigueses se vinieron abajo con demasiados errores y sobre todo repitiendo el ritmo de juego de los sets anteriores. Todo ello motivó más a los visitantes y terminó de hundir a los locales finalizando el set con una mala imagen.

Ahora queda mejorar para finalizar la primera vuelta ya que el próximo fin de semana se desplazan a Badajoz a disputar su encuentro contra el sexto clasificado de la Liga y que no será tarea fácil para los vigueses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine