La polémica de las entradas se politiza

El edil de Deportes de Gijón califica de "veto" la actitud del Celta con el sportinguismo

26.11.2015 | 02:12
Aficionados del Sporting de Gijón, durante la última visita del equipo asturiano a Balaídos. // FDV

La polémica por las entradas para el partido del sábado entre el Celta y el Sporting de Gijón (Balaídos, 22.05 horas) abrió ayer un nuevo frente al sumarse un concejal del Ayuntamiento gijonés a las críticas contra el club celeste. Ambos clubes han frenado el cruce de comunicados con los que abrieron una polémica a la que se sumaron las peñas del equipo asturiano.

Ayer, el concejal de Deportes de Gijón, Jesús Martínez, calificó de "veto" la actitud del Celta de impedir la compra de entradas en las taquillas de Balaídos a los aficionados sportinguistas. El equipo vigués se defiende con las exigencias de la normativa vigente en materia de seguridad, que impide que en las gradas se mezclen aficiones rivales. Como la directiva del Sporting renunció a las 200 entradas que le ofrecía el Celta por considerarlas insuficientes ante una demanda superior a los dos mil asientos, en Vigo advierten que no podrán acotar más zonas del estadio para los visitantes.

El edil de Gijón, por su parte, aseguró que nunca había visto nada igual y que él mismo, como aficionado del Sporting, fue a otros campos de fútbol con la camiseta de su equipo y nunca le pusieron problemas. "Nos parece extraño", señaló Martínez a Europa Press al referirse a la actitud del Celta. A continuación, defendió el comportamiento de los "miles de gijoneses que se desplazan con su equipo". Es más, aseguró que ha sido testigo en otras ciudades de que se les suba el precio de las entradas a los aficionados rojiblancos, pero señaló que nunca había visto una negativa a que asistiesen o a que pudiesen comprar localidades.

En Gijón, sin embargo, reiteran que el malestar va dirigido únicamente a la direcitiva del Celta, no a su afición. "En Gijón nunca va a tener problemas la afición del Celta, cuando sea el partido en la ciudad asturiana, para acudir, animar a su equipo y disfrutar del evento", añadió Jesús Martínez.

El edil coincide en ese sentido con Unipes, una de las agrupaciones de peñas del Sporting de Gijón, que el martes anunció que para el 10 de abril, fecha de referencia del partido contra el Celta en El Molinón, organizarán el "Día de las Peñas" para compartir la fiesta con el celtismo.

El presidente de la Federación de Peñas del Sporting, Pepín Braña, fue menos complaciente al hablar del conflicto y calificar de "descerebrados" a los dirigentes del Celta.

Uno de los vicepresidentes del Celta, Pedro Posada, se refirió ayer a la polémica. "Me está doliendo en el alma, pero tenemos limitaciones por las obras en el campo". No descarta el directivo céltico que ambos clubes puedan reconducir la situación en las próximas horas, después de que el consejo de administración del Sporting anunciase que no acudirá al palco ni a los actos protocolarios. "Creo que las cosas se tienen que arreglar, pero no a través de comunicados, y entender que no siempre se puede hacer lo que se quiere".dijo posada a La Nueva España.

El Celta pondrá a la venta unas 2.000 entradas. En Gijón aseguran que aficionados del Sporting ya han adquirido alguna. Solo se despacha un máximo de cuatro por persona.

Además, un colectivo gijonés, "Tu fue nunca decaiga", ha puesto el caso en conocimiento del Consejo Superior de Deportes porque considera que se podrían estar vulnerando derechos fundamentales por parte del Celta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine