Berizzo estrena zaga ante el Sporting

Gustavo Cabral regresa al eje de la línea defensiva en la que no estará Jonny, por sanción

24.11.2015 | 08:28
Los seis defensas del Celta // R. Grobas

En el momento más delicado de la de la temporada, tras encadenar frente al Deportivo su segunda derrota del curso, el entrenador celeste, Eduardo Berizzo, tendrá que recurrir a una formación defensiva inédita para recibir este sábado en Balaídos al Sporting de Gijón en un duelo que el Celta necesita ganar para cortar la tendencia negativa que le persigue desde su triunfo en Anoeta el pasado 31 de octubre.

La baja de Jonny Castro, que cumplirá sanción ante los asturianos tras recibir en Riazor su quinta tarjeta amarilla, y la previsible ausencia de Andreu Fontás, que no acaba de superar sus problemas en el tendón de Aquiles izquierdo, dejan al preparador celeste con lo puesto para formar la defensa que opondrá al Sporting en una tarde en la que la mejor noticia será el regreso de Gustavo Cabral al eje de la línea tras cumplir una sanción de tres partidos.

El cuarteto que Berizzo opondrá al cuadro gijonés (Mallo-Cabral-Sergi y Planas) será la quinta combinación defensiva que el preparador céltico disponga esta temporada. Los cuatro anteriores han ofrecido desiguales prestaciones.

mallo-cabral-fontás-jonny

Fue el cuarteto titular el pasado curso y el que inició la Liga cuando todos estaban disponibles. Berizzo lo ha utilizado en los tres primeros partidos del campeonato (Levante, Rayo Vallecano y Las Palmas) con un interesante balance de dos victorias y un empate, el registrado ante el conjunto canario, que remontó en Balaídos por dos veces una desventaja de dos tantos. Con esta combinación de zagueros, el Celta recibió cuatro goles, tres ante el conjunto que dirigía Paco Herrera, y uno, de falta directa, anotado por Verza en el duelo inaugural de la Liga en el estadio Ciutat de Valencia. En el encuentro frente a Las Palmas, cuando el Celta acumuló efectivos de ataque para ganar el partido, el danés Daniel Wass actuó circunstancialmente como lateral derecho. El Celta sumó siete de los nueve puntos en juego.

mallo-cabral-sergi-jonny

Ha sido el cuarteto defensivo más utilizado por el entrenador del Celta, que ha recurrido a esta combinación de zagueros en cinco partidos de Liga con un balance de tres victorias (Sevilla, Barcelona y Villarreal) y un empate sin goles (Getafe) y una derrota (Real Madrid). Diez puntos de doce posibles.

Berizzo recurrió a esta defensa por primera vez en la cuarta jornada de Liga, con motivo de la visita al Ramón Sánchez Pizjuán, debido a los problemas fiscos que entonces comenzaba a acusar Andreu Fontás y de los que todavía hoy el defensa catalán no ha conseguido recuperarse del todo. A pesar de estar tocado, Fontás tuvo que entrar en el campo del Sevilla para sustituir a Gustavo Cabral después de que éste recibiese un golpe que le impedía continuar el partido.

Con este cuarteto defensivo formado por Mallo, Cabral, Sergi y Jonny el Celta recibió seis goles en cinco partidos 1,2 por encuentro, si bien tres de ellos los encajó en el duelo frente al Madrid. El Sevilla, el Barcelona y el Villarreal apenas fueron capaces de marcar un gol a los celestes, mientras que el duelo frente al Getafe concluyó con un empate sin goles.

En el compromiso frente al Real Madrid, tras ser expulsado Gustavo Cabral, Berizzo fue modificando la línea de defensas centrales. Mallo primero, y más tarde Radoja y Jonny fueron acompañando a Sergi en el eje de la línea, mientras que Wass y Planas ejercieron circunstancialmente como laterales.

jonny-cabral-sergi-planas

Berizzo echó mano una sola vez de esta combinación defensiva, en Ipurua, cuando el técnico decidió refrescar la alineación para gestionar el cansancio en una semana de tres partidos. Jonny actuó como lateral derecho y Planas actuó por primera vez como titular en el costado izquierdo, mientras que Cabral y Sergi repitieron en el eje central. El encuentro concluyó con empate a un gol que en el caso del Celta, llegó a balón parado tras aprovechar Borja Bastón un error de la zaga en el lanzamiento de un córner.

Mallo-sergi-fontás-jonny

Ha sido el cuarteto elegido por Berizzo durante los tres partidos en los que Gustavo Cabral ha estado sancionado y también es el que más fragilidad ha mostrado con un inquietante promedio de tres goles por encuentro: dos en Anoeta, cinco frente al Valencia y dos más ante el Deportivo en el reciente clásico gallego en Riazor. Los problemas físicos de Andreu Fontás, que ha tenido que jugar bastante lejos de su mejor nivel de forma, han influido en el bajo rendimiento defensivo en estos encuentros, en los que ha habido errores de bulto generalizados. En último derbi, el técnico céltico recurrió de nuevo a la variante de Jonny como acompañante de Sergi (con Planas en el costado izquierdo) tras recaer Fontás de su lesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine