fútbol - Segunda División B

El Coruxo tarda en desperezarse

Los vigueses desperdiciaron la primera parte, en la que les faltó intensidad frente a un rival que fue de menos a más - La cuarta plaza se queda ahora a tres puntos

23.11.2015 | 03:24
Acoidán, del Coruxo, lucha por un balón con un jugador del Tudelano durante el partido de ayer en O Vao. // Ricardo Grobas

El Coruxo perdió ayer una gran oportunidad de volver a meterse en el grupo de privilegio y poner tierra de por medio ante un rival directo. Fue un partido en donde los vigueses desperdiciaron los primeros 45 minutos, en los que permitieron que el cuadro navarro fuera de menos a más. El segundo tanto del Tudelano al comienzo de la reanudación mató el encuentro.

Los cinco primeros minutos de juego fueron un reflejo de lo que debía ser el partido, un dominio total de los vigueses, con el Tudelano encerrado sacando los balones como podía. Sin embargo la realidad fue totalmente diferente. La presión que habitualmente realiza el Coruxo en el centro del campo desapareció, dejando que los navarros recuperaran con facilidad el balón para salir a la contra. Los vigueses no tenían el balón y corrían detrás de él, con lo que eran demasiadas facilidades para un rival que, con tres toques, conseguía ponerse en el área local.

El primer tanto no fue más que un reflejo de lo que había sucedido hasta ese momento. Los navarros, haciendo un fútbol sencillo, llegaban una y otra vez al área viguesa, mientras que la respuesta del Coruxo era prácticamente nula.

Tras el comienzo de la segunda parte se vio a otro Coruxo totalmente diferente. El equipo recuperó la presión en el centro del campo, pero lo que tiene el fútbol, pues en una falta en el vértice del área que lanzó de forma magistral Víctor Bravo supuso el segundo tanto. Un gol que parecía matar el partido, pero el equipo entrenado por Rafa Sáez volvió a tirar del orgullo que le caracteriza y cuatro minutos más tarde conseguía recortar diferencias.

Ese era el Coruxo de las últimas semanas, presionando en el centro del campo, recuperando el balón y llegando con peligro al área rival. La mejor ocasión de los vigueses llegó en el minuto setenta y siete, con un potente disparo de Pedro Vázquez desde la frontal del área que salió fuera por muy poco. Al final, todos los intentos de los vigueses no sirvieron para ganar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine