Jornada de confraternización en A Madroa

Infantiles y alevines de Celta, Deportivo y Oporto disputaron ayer varios amistosos

19.11.2015 | 02:34
Jugadores de Celta, Deportivo y Oporto, juntos tras los partidos amistosos disputados en A Madroa. // FDV

El Celta y el Deportivo reunieron a cien jugadores de ambos equipos de las categorías infantil y alevín en un nuevo torneo amistoso en A Madroa, con el Oporto como invitado especial. En Vigo se vivió ayer una jornada de armonía. Es la segunda vez esta temporada y habrá más, aseguran desde ambas entidades.

Infantiles y alevines disputaron nueve partidos, tanto de fútbol once como de fútbol ocho. Los vigueses ganaron por 0-2 en infantil a los coruñeses; también se impusieron por 5-2 en alevines A. Sucumbieron ante los deportivistas por 4-2 en alevines B. El Oporto venció por 3-2 al Deportivo en infantiles, perdió por 1-2 en los alevines A y también en los alevines B por 2-5. Poco importaron los resultados. Lo mejor fueron el buen ambiente que reinó en el recinto, con notable presencia de público.

Numerosos aficionados de los tres equipos se mezclaron en las gradas. Algunos de ellos con bufandas mientras los jugadores de todas las formaciones mostraban una deportividad exquisita en el césped. No se protestaban los penaltis por muy dudosos que fueran. Los golpes eran fortuitos y el causante siempre se interesaba por el rival.

En las gradas se encontraban Carlos Hugo Bayón, director deportivo de la cantera céltica, y Albert Gil, con un cargo similar en el Deportivo. Les acompañaba Pablo Sanz, responsable del Oporto. Por A Madroa también pasaron Antonio Chaves, director general del Celta, Ricardo Barros, vicepresidente del club vigués, y Carlos Ballesta, que en la actualidad ejerce de ojeador del Deportivo.

Los jugadores de todos los equipos se encontraban a gusto en A Madroa. Los vestuarios se convirtieron en un lugar de convivencia y respeto. Quedó demostrado en la facilidad con la que se movían por el recinto. Algunos de los visitantes parecían conocerlo a fondo. Los encuentros terminaron a las ocho y media de la tarde. Los jugadores del Deportivo cenaron pizzas, tal como quedó reflejado en el cargamento que a esa hora llegó a A Madroa.

Este tipo de torneos, en los que no se entregan trofeos a los ganadores, comenzaron a celebrarse la pasada temporada. Ya hubo una edición en la actual y la experiencia se repetirá en las próximas semanas. Es probable que se realice en Abegondo, aunque es algo que deben decidir ambas entidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine