fútbol - Segunda División B

El Celta B vuelve a confiar en Barreiro

Los célticos se mantienen fuertes en su feudo tras derrotar al Sporting de Gijón B

16.11.2015 | 04:01
David Goldar, del Celta B, controla un balón mientras un rival trata de arrebatárselo de una forma poco ortodoxa. // Marta G. Brea

El Celta B continúa encomendándose a la magia de Barreiro para no caer a puestos de descenso. Lo que no es capaz de lograr fuera de casa lo hace ante su afición, y esta situación le permite seguir con vida.

El duelo de filiales de ayer se decidió por una acción puntual de Jordan, aunque también es cierto que todo pudo haber quedado resuelto en los cuatro primeros minutos en los que Goldar cabeceó al palo y un defensa asturiano sacó el balón sobre la línea de gol.

El equipo entrenado por Javi Torres tuvo que ponerse ayer el mono de trabajo para sacar el partido adelante. El control del balón que tenía el equipo servía de poco al faltar juego ofensivo. La pareja formada por Pape y Borja Domínguez no conseguía pasar la tímida presión que el Sporting B ejercía en el centro del campo y el balón circulaba de un lado para el otro y hacia atrás en lugar de buscar una línea de pase para llegar al área rival.

El Sporting B tardó mucho tiempo en tener presencia en el área de Iván Villar, pero cuando lo hizo fue con peligro, ya que a seis minutos para llegar al descanso Guillermo estrelló en el palo un pase de Pablo desde la derecha. Fue la primera y única llegada con peligro de los asturianos en los primeros cuarenta y cinco minutos de juego.

Javi Torres decidió mover el banquillo para refrescar el centro del campo. Dejó en el vestuario a Pape y le dio entrada a Jordan. El Sporting de Gijón B trató de dar un paso al frente. Juntó líneas en el centro del campo y trató de que los vigueses tuvieran problemas con la creación del juego, pero la realidad fue diferente. El Celta B no tardó en manejar el balón a su antojo, pero le faltaba dar ese último pase que pudiera acabar el gol.

De nuevo un defensa en la línea de gol sacó un balón de tras un disparo de Luis Rioja. El partido estaba en una fase en la que lo normal es que llegara el tanto del filial céltico, pero los vigueses tampoco podían estar demasiado tranquilos ya que Mendi llevaba mucho peligro en las contras de los asturianos.

Pero lo mejor de la mañana estaba reservado para los minutos finales del encuentro, cuando Jordan recibió un balón desde la derecha, se escoró a la izquierda y conectó un potente disparo ajustado al palo derecho de Dennis, que nada pudo hacer por evitar el gol. Como no podía ser de otra forma, el Sporting B se estiró tras el tanto de Jordan buscando la igualada.

El Celta B buscó la sentencia a la contra, como la ocasión que tuvo Guille a siete minutos para el final, pero que despejó el portero asturiano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine