Guidetti participa en el triunfo sueco

El atacante suplió a Ibrahimovic en el minuto 82 del duelo en el que Wass fue suplente

15.11.2015 | 02:19
El céltico Guidetti aguarra por la camiseta al danés Kwist, en el partido disputado ayer en Estocolmo. // Janerik Henriksson

El duelo celeste del Báltico por una plaza en la Eurocopa de Francia queda pendiente para el partido del martes en Copenhague después de que Suecia ganase ayer por la mínima a Dinamarca en Estocolmo (2-1). El céltico Guidetti disputó los ocho últimos minutos, en sustitución de Ibrahimovic, mientras que Wass vivió el partido desde el banquillo danés.

Suecia tomó ventaja en la ida de la repesca para la Eurocopa 2016 al derrotar a Dinamarca por 2-1, un triunfo que rompe de paso la racha negativa en los últimos años de los suecos en el duelo escandinavo por antonomasia.

Fue sin embargo Dinamarca la que hizo valer su superioridad en el centro del campo en el arranque. Con Krohn-Dehli lesionado, Olsen apostó por el veterano Kahlenberg y situó a Kvist por Højbjerg. Y ante la falta de desborde y gol, optó por Fischer, que se fue apagando tras un comienzo ilusionante.

Su buena presión y su mejor manejo del balón le dieron el control del juego y sorprendió a Suecia, en exceso apocada y sin juego en el medio cuando Källström no entraba en contacto con la pelota.

Pero Suecia se desató poco a poco y empezó a llevar peligro, con Ibrahimovic haciendo más de diez que de nueve. Así llegó la primera ocasión clara sueca, una gran jugada de Ibra, que dejó solo a Berg frente a Schmeichel. Pero al delantero del Panathinaikos se le apagaron las luces. En vez de devolverle la pelota a su capitán, solo en el punto de penalti, la mandó fuera.

La estrella del PSG tuvo poco después el 1-0 en un disparo al borde del área que salió junto al palo.

Suecia hizo un golazo: Durmaz de tacón a Lustig, que centró para Forsberg, que fusiló de tiro cruzado a Schmeichel. En el descuento, el portero del Leicester evitó el segundo con una gran mano a tiro de falta del capitán sueco.

Ibrahimovic nunca había ganado a Dinamarca, ni siquiera le había hecho un gol. Hasta que Kahlenberg cometió un penalti sobre Forsberg tras la reanudación, que Ibra no perdonó.

A diez minutos del final, los daneses empataron en un córner rematado por Jørgensen. El gol dio vida a Dinamarca para el martes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine