fútbol - Segunda División B

El Coruxo se reinventa

Las lesiones han obligado a Rafa Sáez a una exitosa revolución

13.11.2015 | 02:22
Ortiz y Santi Comesaña celebran un gol. // R. Grobas

La aplastante victoria del domingo pasado sobre el Guijuelo sacó a la luz el intenso trabajo que semana a semana realiza el cuerpo técnico del Coruxo, que se ve obligado a reinventarse en función del rival de turno pero sobre todo del estado de la enfermería y las bajas de una plantilla muy corta de efectivos.

Rafa Sáez es un mago que, domingo tras domingo, se saca de la chistera una alineación que sorprende a propios y extraños y que, por fortuna, casi siempre da resultado. Los números del equipo en la competición así lo ratifican; quinto a dos puntos del segundo y máximo realizador de la categoría.

Un ejemplo claro de los "inventos" del técnico de A Seca es el partido ante el Guijuelo. Sáez revolucionó el "once" inicial colocando a Salinas como falso delantero por detrás de Ortiz, quien abrió huecos sacando a los centrales rivales de su posición. Armental, Salinas, Pedro Vázquez, Acoidán y el propio Rafa Mella imprimieron verticalidad y eficacia a la arriesgada puesta en escena.

El técnico vigués nunca quiere personalizar la buena marcha del equipo, pero es de justicia destacar el trabajo de Acoidán y Santi Comesaña, que se están descubriendo como el complemento que tanta falta le hacía a la medular del equipo.

Es un hecho la reconversión de la práctica totalidad de la plantilla. Rafa Mella juega de lateral derecho, Acoidán ya ejerció en varias demarcaciones del sistema defensivo, lo mismo que Cifuentes y Cristóbal, la pareja de centrales.

En el centro del campo, Pedro Vázquez está más enchufado que nunca, con una portentosa lectura del partido en tres cuartos de campo que ofrece muchas variantes. El Coruxo dispone de una segunda línea muy constructiva, con una primera resolutiva que da sentido al juego colectivo. Está claro que en este Coruxo destaca el conjunto.

Un Coruxo que, además, se puede permitir el lujo de tener en el banquillo a jugadores del nivel de Antúnez y Alberto García, con Ángel Bastos todavía lesionado. El propio Pablo García, tras diez jornadas sin muchos minutos de juego, se reivindicó en Burgos, y ante el Guijuelo esta pasada jornada ya refrendó esa confianza del entrenador.

El Coruxo, rebasada la duodécima jornada, es el mismo equipo que tuvo un inicio de liga deslumbrante, pero las lesiones tuvieron incidencia directa en los entrenamientos. Rafa Sáez se vio obligado a subir jugadores del equipo juvenil para distribuir equitativamente la carga de trabajo, incluso haciendo debutar a uno de ellos ante el Burgos. Y con jugadores de perfil ofensivo jugando como defensas. Ahí es donde el trabajo del cuerpo técnico del Coruxo está demostrando disponer de un plan B.

El conjunto vigués, máximo realizador de los cuatros grupos de Segunda B con 24 goles en su casillero, es a día de hoy un rival peligroso. El equilibrio encontrado en defensa en estas dos últimas jornadas, con ocho goles a favor y ninguno en contra, aporta un plus táctico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine