fútbol juvenil - División de Honor

Brais salva al Celta en el descuento

A seis minutos para el final del encuentro los vigueses perdían con el Victoria

09.11.2015 | 01:28
Un jugador del Celta y otro del Victoria tratan de rematar un balón en el área del conjunto herculino. // Adrián Irago

El Celta volvió a estar ayer contra las cuerdas durante muchos minutos, pero un fantástico gol de Brais en el tiempo de descuento acabó con la agonía y le dio tres puntos a los vigueses que les permite seguir acercándose a los puestos de privilegio.

Ayer, en A Madroa, se vio una máxima que cada vez es más habitual en los encuentros de los célticos en esta temporada, y que no es otra que el equipo necesita dos o más goles para poder llevarse la victoria. Ayer volvieron a evidenciarse, una vez más, los múltiples problemas defensivos que padece el equipo vigués. El Victoria, sin ofrecer demasiado, tuvieron muy fácil hacer dos goles, y cada vez que llegaban al área de la portería defendida por Borja cundía el pánico en las filas viguesas.

Para colmo de males, el primer tanto de los coruñeses llega en un potente disparo de Otero que da en la cepa del poste y Borja no es capaz de sacarlo metiéndolo en su portería.

La fortuna se alió con los célticos, ya que en el saque de centro, Brais ve adelantado al portero del Victoria conectando un potente disparo que sorprende al guardameta para llevar el empate al marcador. Lo difícil estaba hecho, y es que el Celta dominaba el partido. La presión que ejercían más allá del centro del campo les permitía robar numerosos balones. Además, encontraron mucha facilidad para entrar por la banda derecha de su ataque, por lo que lo único que faltaba era el gol.

Pero claro, la debilidad defensivo provocó que un barullo dentro del área viguesa fuera resuelto por Pochi con el segundo tanto del Victoria, con lo que tocaba volver a empezar.

David de Dios hizo los primeros movimientos tras el paso por el vestuario, metiendo a Richi en el centro del campo. El control del balón volvió a ser para el Celta, pero le faltaba ese segundo pase que finalizara la jugada.

El Victoria pudo sentenciar en una contra, pero tal y como estaba el partido prefirieron defender su portería ahogando a los vigueses. Yelco llevó la ilusión a seis minutos para la conclusión del encuentro con el tanto de la igualada, al resolver un barullo en el área. La presión del Celta fue agobiante, y en el tiempo de descuento el colegiado señaló una falta en la frontal del área. Brais se encargó de ejecutarla y el balón pasó por encima de la barrera colándose por la escuadra para certificar la victoria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine