fútbol - Premier League

El Chelsea no encuentra el fondo del pozo

Los de Mourinho suman su tercera derrota consecutiva en el campo del Stoke City

08.11.2015 | 02:30
Terry saluda a los hinchas a la conclusión del partido de ayer. // Reuters

El Stoke rentabilizó la fragilidad del Chelsea, que cayó también en el Britannia Stadium (1-0), firmó un desplome histórico y ennegreció el futuro de su entrenador, el portugués Jose Mourinho, ausente del recinto a causa de una sanción.

Los seguidores 'blues', sin embargo, dieron presencia al preparador luso. Acudieron al estadio del Stoke con caretas con la imagen de su entrenador, al que hasta ahora apoyaban de manera incondicional.

La sombra de Mourinho, en cualquier caso, planeó siempre sobre el Britannia. La amenaza de su destitución es cada vez más firme. El Chelsea, campeón en la pasada edición, sumó su séptima derrota de la temporada.

Solo ha sido capaz de ganar uno de sus últimos seis encuentros y está a tres puntos del descenso de la Premier. El título es una utopía para el cuadro londinense. La clasificación para la próxima edición de la Liga de Campeones, una opción lejana.

El equipo londinense, que, sumido en el peor inicio de un campeón defensor en toda la historia, desperdició un gran número de ocasiones en la primera parte, en la que fue claramente superior a su rival.

Con Cesc Fábregas de nuevo relegado al banquillo, el Chelsea demostró su fragilidad cuando se hundió al menor contratiempo. Fue en el minuto 54 cuando, tras una serie de rebotes en el área visitante, el austríaco Marko Arnautovic envió el balón a la red de media tijera.

Rui Faría, que ejerció de entrenador en ausencia de Mourinho, dio entrada a Cesc y a Oscar y retiró a Abdul Rahman Baba y a Pedro Rodríguez, que poco antes pudo haber obtenido el empate con un disparo a la cepa de un poste.

Apretó el Chelsea en el tramo final, pero careció de acierto y fortuna y fue sonrojado otra vez en el Britannia Stadium ante el rival que, previamente, le apeó de la Copa de la Liga inglesa.

Mientras el Manchester United ha ganado al West Bromwich 2-0 en la duodécima jornada de la Premier League, por lo que se mantiene en cuarta posición en puestos 'Champions' tras la victoria del tercero, el Leicester ante el Watford (2-1), y se distancia del quinto, el West Ham que empató (1-1) ante el Everton. El United de Van Gaal recuperó la senda de la victoria tras dos empates anteriores y ganó en Old Trafford. Los locales se adelantaron en la segunda parte con un tanto de Jesse Lingard al borde del área tras un gran disparo, que llegó tras un rebote. Los 'red devils' sentenciaron al final del encuentro gracias al español Juan Mata que marcó de penalti.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine