remo

La Fiscalía exculpa a cuatro de los imputados del caso Urdaibai

La acusación mantiene la petición de dos años y medio de cárcel para seis personas, entre ellas el gallego José Manuel Francisco

07.11.2015 | 02:06
La jueza Patricia Milagros Martín, durante la sesión de ayer. // Efe

La Fiscalía y la acusación particular en el caso Urdaibai han decidido retirar la acusación a cuatro de los imputados y solicitar para el resto de los acusados penas que suman doce años de prisión, tras mantener las peticiones iniciales de dos años y medio de cárcel para seis acusados, entre ellos el técnico gallego José Manuel Francisco.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Bilbao dejó ayer visto para sentencia el juicio oral que se ha desarrollado esta semana por una presunta red de dopaje en el club de remo en 2010. Fiscalía y acusación particular acusan a los imputados de ser coautores de un delito continuado contra la salud pública.

Fiscalía y acusación particular han decidido mantener su petición inicial de dos años y medio de prisión para el exentrenador del club de remo, Juan Manuel Francisco, el entonces presidente, Josu Zabalondo, y la enfermera A.O., así como el médico extremeño Marcos Mainar.

Además, han reducido la petición para el exfacultativo del club B.G., al que también se acusa de falsificación de documento privado, a un año de prisión y medio de prisión así como inhabilitación para el ejercicio de la medicina deportiva. También ha visto reducida la petición T.M., esposa del exclicista Antonio Arenas, que admitió durante el proceso haber enviado tres cajas de EPO y Aranesp al club, a seis meses de prisión.

Fiscalía y acusación han decidido retirar las acusaciones contra el resto de los acusados, el propio Arenas, la esposa del entrenador y dos farmacéuticas por considerar que no existen "pruebas suficientes", por lo que han quedado absueltos.

En sus conclusiones, la Fiscalía ha considerado que, a lo largo del proceso, se ha acreditado el uso de "sustancias y métodos prohibidos" en el club de remo vizcaíno, en el que ha cuestionado por qué "nadie quiso decir nada desde el principio" si "no había hecho nada reprochable". La fiscal ha censurado que sus responsables presentan una "ignorancia deliberada" y ha destacado que el club no llevaba un libro de registro para los remeros, lo que supone "un indicio grave de que no importaba nada la salud pública", y se contrataba médicos "como tapadera" mientras Mainar "estaba en su sitio, dirigiendo la operación sin mojarse". Al respecto, ha recordado que existen 180 llamadas entre el facultativo extremeño y el entonces entrenador de Urdaibai.

Por su parte, los representantes de los acusados han pedido la absolución de sus defendidos. El abogado de Francisco y Zabalondo ha criticado que el remero protegido ha estado ofreciendo, pese a esta condición, "conferencias y ruedas de prensa" y su testimonio ha ido "in crescendo" a lo largo del tiempo, de manera que en su primera declaración solo "eran un par de días un par de pinchazos". De sus clientes, ha señalado que no se ha acreditado las acusaciones a Francisco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine