Lo que funciona no se toca en el Celta

Solo Augusto regresa a la alineación ante el Valencia tras cumplir sanción en el triunfo de Anoeta - Radoja saldría de un equipo en el que Sergi Gómez y Fontás repetirán como pareja de centrales

05.11.2015 | 03:22
Berizzo dirige un ejercicio con Augusto y Wass durante un reciente entrenamiento del Celta en las instalaciones de A Madroa. // Ricardo Grobas

A cuarenta y ocho horas del importante duelo frente al Valencia, que el Celta afronta decidido a abrir una brecha de nueve puntos sobre la séptima plaza que actualmente ocupa el conjunto che, Eduardo Berizzo tiene prácticamente todo el pescado vendido. El técnico celeste no es partidario de tocar lo que funciona, con lo que los cambios en la alineación se van a limitar previsiblemente al regreso del argentino Augusto Fernández a la posición de pivote defensivo.

El centrocampista es, junto a Nolito y Orellana, el único futbolista de campo que ha jugado siempre que ha estado disponible y no parece que la visita del conjunto que dirige Nuno Espíritu Santo vaya a ser una excepción, pues desde el último tercio del pasado curso Augusto se ha convertido por derecho propio en el gran referente del medio campo celeste y la mejor opción del equipo para salir con la pelota jugada desde atrás.

El mundialista argentino se perdió el último compromiso liguero por sanción después de ver frente al Real Madrid la quinta amonestación de la temporada por protestar la polémica expulsión de Gustavo Cabral que obligó al equipo celeste a intentar la remontada en inferioridad numérica.

El perjudicado por el regreso de Augusto será probablemente el serbio Nemanja Radoja, que esta temporada se ha convertido en el primer recambio en el medio campo, pues parece difícil que Berizzo prescinda frente al conjunto che del internacional danés Daniel Wass, uno de los fichajes que mejor rendimiento está ofreciendo en este inicio de curso, y mucho menos del Tucu Hernández, héroe del triunfo rebañado en el último suspiro el pasado sábado en Anoeta y apuesta personal de Berizzo para jugar por detrás del trío atacante.

Ante el Valencia tampoco se prevén cambios en la línea defensiva, que volverá a estar integrada por Hugo Mallo y Jonny Castro en los costados y los catalanes Sergi Gómez y Andreu Fontás en el eje de la línea. La ausencia por sanción de Gustavo Cabral, que cumplirá ante el Valencia el segundo de los tres encuentros de suspensión con que fue castigado por el Comité de Competición por su expulsión y por menosprecio al árbitro en el partido contra el Real Madrid, deja al equipo sin más centrales específicos, con lo que si se produce algún contratiempo Berizzo tendrán que improvisar un suplente, probablemente con Radoja, que vería retrasada su posición.

En la delantera tampoco se prevén cambios. Nolito y Orellana son poco menos que imprescindibles en los flancos y el gran papel firmado por Iago Aspas, autor de dos de los tres goles anotados por el Celta contra la Real Sociedad, le sitúa también como hombre fijo en el once que se medirá al Valencia, con lo que el sueco John Guidetti deberá esperar de nuevo su oportunidad desde el banquillo.

Por otra parte, para el choque del sábado ante el Valencia se espera que Berizzo convoque al portero Rubén Blanco, que lleva ya dos semanas con el alta médica, por primera vez desde su lesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine