Un autogol de Llorente da el triunfo al Eibar

02.11.2015 | 02:02

El Eibar se ha reencontró ayer con la victoria (1-0) en el campo de Ipurua ante el Rayo Vallecano, en un partido abierto, en el que hubo suspense hasta el final y en el que pudo haber más goles, pero en el que sólo subió al marcador el tanto del rayista Llorente en propia puerta.El equipo guipuzcoano no ganaba en casa desde hace dos meses y se impuso a un conjunto madrileño que buscó la victoria para intentar auparse a la zona media de la clasificación

El delantero Borja Bastón estuvo a punto de marcar antes de cumplirse el primer minuto de juego, pero en un uno contra uno con el portero rayista Toño, éste despejó el disparo del atacante.

El Rayo Vallecano comenzó a dominar el balón y pudo adelantarse en el marcador, pero el guardameta Asier Riesgo lo impidió con una buena parada a disparo de Bebé.

El partido estaba abierto, era un toma y daca. En un contragolpe Raúl Baena estuvo acertado al obstaculizar un disparo del italiano Simone Verdi, tras un rápido contragolpe iniciado por Keko y en el que Saúl Berjón centró a Verdi al primer toque.

El único gol del encuentro llegó en una rápida acción en la que Borja Bastón centró en profundidad a Saúl Berjón, quien centró al área pequeña, donde Llorente, defensor del Rayo, metió el balón dentro de su portería, subiendo el 1-0 al marcador en el minuto 20.

El conjunto entrenado por Paco Jémez, quien dio entrada al mediapunta Pablo Hernández, comenzó dominando la segunda parte; mientras que esperaba atrás el de José Luis Mendilibar, quien sacó al césped a otro delantero, Sergi Enrich, para acompañar a Borja Bastón.

El partido tuvo alternativas hasta el final, especialmente en las botas de Manucho, que cortejó el empate en un par de ocasiones y pidió un penalti que el árbitro no señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine