"Tras una derrota tiene que haber una reacción"

El técnico confía en la respuesta de su equipo en un partido donde considera clave la pelea en ambas bandas

31.10.2015 | 01:59
Berizzo observa a Wass durante el entrenamiento. // Adrián Irago

Eduardo Berizzo tiene claro que el Celta no puede perder un segundo de tiempo en lamentarse por la primera derrota de la temporada y le exigió un reacción: "El partido de mañana es para retomar la senda de la victoria, jugando como queremos jugar. El partido del Madrid dejó cosas para fortalecernos, pero eso no significa que nos descentre de que fue una derrota. Frente a la derrota hay que reaccionar", subrayó.

El argentino, que abrió la puerta a diferentes alternativas para ocupar la ausencia de Augusto, señaló dónde piensa que estará la clave del encuentro. "La Real es un equipo tradicional, con asociación lateral-extremo, como nosotros, así que ese duelo por banda inclinará el juego hacia un lado y hacia otro". Tampoco ahorró elogios hacia el rival donde destacó el papel de Illarramendi: "Nos enfrentamos a un equipo que juega realmente bien como la Real, que viene de marcar muchos goles contra el Levante, de encontrar eso que estaban buscando".

En otro orden de cosas, el preparador argentino afirmó que de momento no quiere hablar de su renovación. "Esta es una Liga que hace mucho que empezó, pero que lleva poco de juego. No llevamos ni la cuarta parte de la Liga y nuestra actualidad necesita un desarrollo que acaba de empezar. No quiero descentrarme de mi renovación, converso con Miguel, con el presidente, con los directivos. Quiero que sea incluso en un momento menos beneficioso para mí, pero con cantidad de información. Me parece muy pronto. Me encanta que mi trabajo se valore, no voy a ser hipócrita en ese sentido, pero necesitamos que la Liga transcurra, que haya cosas para evaluar", explicó.

Otra vez el técnico se refirió al estado del césped de Balaídos y respondió a la nota de la concesionaria: "Yo no he mandado cortar el césped, de hecho el campo no estaba bajo como es habitual. Estaba alto, roto, pesado y falto de hierba. No quiero acusar a personas, pero el campo tiene que estar mejor" El preparador pidió "serenidad" y resolver el tema "en privado" porque este enfrentamiento solamente le parece bueno "si hay soluciones, si el debate está en quién tiene razón el equipo será el perjudicado. A mí me avergüenza que el tema sea público y tenga un estado de enfrentamiento, cuando deberíamos centrarnos en buscarnos lo mejor para que el balón transite con ventaja para quien lo quiera jugar por el piso".

Por último, se refirió a la sanción de tres partidos a Cabral y no dejó de mostrar su disconformidad con el criterio utilizado por el árbitro en el partido: "Respeto el criterio del tribunal y habrán creído que tres partidos son suficientes; la expulsión es una, lo que dijo después es otra... Las comparaciones con otros futbolistas... Nadie pierde de vista que existen diferentes camisetas, existen diferentes momentos, hay presiones, pero no me quiero sentir dentro de este 'run-run' de comentarios. Sí creo que la sanción está bien, ha cometido un error y deberá pagar los partidos que tiene. Las comparaciones con Mascherano lo único que hacen es ponerme en una situación a la que no quiero ir".

"La expulsión de Mascherano se origina en el insulto. El análisis sobre lo que dijo significa dos partidos. La expulsión de Gustavo era una consumada por su doble amarilla y lo que dijo posteriormente significa dos partidos. En ese partido lo encuentro equitativo y justo", prosiguió, aunque advirtió de que si van a medir diferente sería lógico que los colegiados hiciesen un "reparto de injusticia". "Me hubiese encantado que todo ese tarjeteo se hubiera producido también cuando las camisetas eran de otro color", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine