La organización del GP de Valencia pide tranquilidad

29.10.2015 | 02:19

El director del circuito de Cheste, Gonzalo Gobert, afirmó ayer que la carrera de MotoGP que cerrará el 8 de noviembre el Campeonato del Mundo no es un España-Italia, sino una prueba de un final de temporada "apasionante". "Lo importante es que quedan dos categorías por decidirse", indicó Gobert ante una carrera que ha despertado una gran expectación. Por ello, ha pedido "tranquilidad" y recordó que para prevenir incidentes fuera de la pista habrá un gran despliegue de seguridad, fijado en 1.500 efectivos.

El piloto valenciano de MotoGP Héctor Barberá ha analizado el incidente entre Rossi y Márquez durante la presentación junto a Gobert del Gran Premio de la Comunidad Valenciana. "Se magnifica todo. Sabemos que Márquez no sabe hacer segundos", explica Barberá, quien detalla que no piensa que Rossi le dé una patada a Márquez, sino que le lleva al borde de la pista y por autorreflejo abre un poco la pierna. El piloto de Avintia: "Valentino se juega su décimo campeonato y el año que viene igual no tiene tantas posibilidades de ganar. Eso, quizá, haga que pierda los papeles".

La importancia de esta última carrera y el interés que ha propiciado la polémica ha permitido que se hayan agotado ya todas la localidades puestas a la venta en el Circuito Ricardo Tormo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine