Fontás y Drazic regresan al trabajo con el grupo

Rubén Blanco ha cumplido ya ocho semanas de recuperación y podría recibir el alta esta semana

21.10.2015 | 02:22

El Celta regresa hoy a los entrenamientos en las instalaciones de A Madroa para iniciar la preparación del duelo del sábado ante el Real Madrid, un partido para que el preparador celeste, Eduardo Berizzo, podría recuperar a sus tres jugadores lesionados. El técnico cuenta en principio con que hoy mismo se reincorporen al trabajo con el grupo sus dos futbolistas de campo lesionados, el defensa Andreu Fontás y el centrocampista Dejan Drazic.

Después de perderse los últimos tres partidos (parón liguero mediante), el defensa central catalán está en la recta final de recuperación de una persistente tendonopatía aquílea (molestias en el tendón de Aquiles) y tratará de apurar los plazos para llegar al choque. Drazic, por su parte, se produjo una leve rotura de fibras en el aductor izquierdo durante el partido de entrenamiento que el Celta jugó ante el filial durante el último paréntesis de la Liga de la que está prácticamente recuperado y todo parece indicar que estará a disposición del técnico para el encuentro antes los blancos.

Por otra parte, en los próximos días podría recibir el alta médica el portero Rubén Blanco, lesionado de gravedad en el hombro derecho en el primer partido de Liga. Blanco, que evoluciona muy favorablemente de su lesión, ha cumplido ya las ocho semanas establecidas por los médicos como periodo mínimo para regresar a los terrenos de juego. Aunque ninguno de los tres futbolistas dispone de momento del alta médica, los tres son, sobre el papel, recuperables para el choque del sábado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine