fútbol - Tercera División

El Rápido se estrella ante un muro

Los de Bouzas caen al segundo puesto tras empatar con el Verín - Los aurinegros dominaron la segunda parte y dispusieron de varias ocasiones para ganar

19.10.2015 | 04:00
Gabi Misa, del Rápido de Bouzas, conduce el balón ante la presión de Luisito, del Verín. // José Lores

El Rápido de Bouzas no fue capaz de llevarse la quinta victoria de la temporada y consolidar su primera posición tras nueve jornadas de campeoanto, ya que enfrente se encontró con un Verín que aunque pasó la mayor parte del encuentro encerrado en su área, lanzó unas contras que pusieron en jaque a los aurinegros.

Fue un encuentro vivo, emocionante y con destellos de calidad por parte de ambos conjuntos. El cuadro ourensano llegó a Bouzas con las ideas claras, dejando que los vigueses tuvieran el balón y presionar de medio campo hacia atrás para recuperar el balón y salir con rapidez a la contra. Como no podía ser de otra forma, los vigueses se encontraron con un serio problema, que no era otro que encontrar un hueco por el que poder plantarse ante Diego.

Sin embargo, en los primeros minutos las mejores ocasiones fueron para los ourensanos, que pusieron a prueba a Sergio Ríos. Poco a poco los aurinegros se fueron sacando la presión de encima. Tal y como estaba el encuentro sabían que había que abrir el juego, y así Portas y Marcos Pérez, se encargaban de la banda derecha y Oki de la izquierda. La primera llegada con peligro del Rápido fue a la media hora de juego, con un remate de Tomás que se estrella en el palo. Fue un respiro para los boucenses tras las oportunidades de Luisito y Beceiro en los primeros minutos de juego.

No tardó en llegar el primer tanto de la tarde. El Rápido recupera el balón en el centro del campo e inicia una veloz contra que culmina con una dejada de cabeza de Tomás que Gabi Misa se encarga de enviar al fondo de la mallas.

El tanto del Rápido fue un mal menor para un Verín que en cuatro minutos sufrió dos golpes importantes en forma de lesiones. En el minuto dieciséis, Marcones iniciaba una contra pero rompió, y cuatro minutos más tarde fue Alberte quien también tuvo que abandonar el terreno de juego. Lo más curioso de esta última lesión, fue que el entrenador ourensano, Iván González, optó por sacar al portero suplente como jugador del campo.

La segunda parte comenzó con un Rápido de nuevo muy metido en el partido, y con una gran ocasión para Tomás que pudo sentenciar el encuentro.

Sin embargo fueron los ourensanos los que marcaron. Beceiro, que fue una pesadilla para la defensa boucense, recibió un balón en el área y fue objeto de alta por parte de Martín Barreiro, señalando el colegiado el punto de penalti. El propio Beceiro transformó la pena máxima subiendo el empate al marcador.

Logrado el objetivo de igualar el encuentro, el Verín replegó línea volviendo a dejarle terreno a los aurinegros, que tocaban y tocaban el balón buscando un hueco para plantarse ante Diego. Marcos Pérez tuvo en sus botas la mejor ocasión del encuentro, cuando recibió un balón dentro del área pequeña del Verín, pero su disparo salió excesivamente alto.

Jorge Otero refrescó la delantera y el centro del campo buscando el milagro del gol, pero este no llegó. El Verín, con uno menos desde el minuto 75, juntó todavía más las dos líneas que había plantado delante de su portero Diego, y dejaron que pasaran los minutos sin arriesgar demasiado, pero sin perder la oportunidad de sorprender a los boucenses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine