fútbol - Copa R.F.E.F./Fase Autonómica

El Rápido se corona en Ribadumia

Los de Xurxo Otero sentenciaron la final en una primera mitad pletórica de buen fútbol

15.10.2015 | 04:55
Los coruñeses del Cerceda se vieron desbordados en todo momento por los aurinegros. // Noé Parga

El Rápido de Bouzas se erigió en merecidísimo ganador de la fase autonómica de la Copa RFEF. La autoridad del fútbol desplegado por los aurinegros en el campo de A Senra de Ribadumia terminó por desarbolar a un Cerceda que no supo en ningún momento contrarrestar la avalancha que, por momentos, se le vino encima.

Había alicientes importantes en el campo y también en los banquillos. Los ex internacionales Ángel Cuéllar y Xurxo Otero se cruzaban por vez al otro lado de la línea de cal después de una meritoria carrera como futbolistas profesionales en la que incluso llegaron a coincidir en el mismo vestuario defendiendo los colores del Betis en Primera División.

No tardó demasiado el Rápido de Bouzas en plasmar su superioridad en el marcador. A poco de cumplirse los primeros diez minutos, Ross fue el más pillo de los 22 jugadores sobre el terreno de juego para aprovechar un balón dividido en el área coruñesa y convertir el 1-0. El golpe pareció dejar noqueado a un Cerceda que no se encontró cómodo en ningún momento en la noche de ayer en A Senra.

Tal era el desplome futbolístico de los de Cuéllar que solo cinco minutos después del 1-0, el Bouzas desperdició una magnífica oportunidad para incrementar su renta. Pero es que todavía fue más clara la siguiente acción para marcar. En este caso la precipitación de los vigueses les llevó a dejar escapar un tres contra uno ante un rival totalmente perdido sobre el terreno de juego.

La ráfaga de fogueo se convirtió en el anticipo de lo que sería el 0-2. Llegó en una acción en la que Carlos recibió en el área grande y se revolvió entre dos rivales para batir a Iago de un certero disparo cruzado. Solo se había superado ligeramente la primera media hora de partido y se seguía sin noticias del Cerceda en medio del vendaval de juego de un equipo aurinegro que no parecía dispuesto a hacer uso de la clemencia en ningún momento.

El balón parecía patrimonio exclusivo de los de Xurxo Otero ante un rival que no encontraba manera de arrebatárselo, pero sobre todo de darle continuidad a sus fases ofensivas. En A Senra se estaba viendo todo un monólogo futbolístico que tuvo su colofón en la primera parte con un extraordinario golazo de Gustavo Souto desde la frontal que estableció el 0-3 que a la postre sería definitivo.

La segunda parte se convirtió en un ejercicio de orgullo por parte de los coruñeses. Por contra el Rápido bajó bastantes enteros su intensidad sabedor de que la final estaba sentenciada. El Cerceda se acercó en más de una ocasión al área aunque sin un peligro real como para inquietar la tranquilidad aurinegra. Sin embargo, las contras que se le presentaron a los de Otero tuvieron mayores opciones para aumentar un marcador que ya no se movería después de unos primeros 45 minutos primorosos.

Ahora el Rápido de Bouzas será el encargado de defender el pabellón autonómico ante rivales de toda la geografía nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine