La retaguardia celeste preocupa

Fontás sigue fuera del grupo por la tendinopatía y Jonny es duda en la selección sub 21

13.10.2015 | 02:12
Berizzo conversa con sus jugadores al inicio del entrenamiento de ayer. // José Lores

El Celta vive en vilo. En una plantilla tan corta, cada ausencia se siente con pavor. Drazic, con una rotura fibrilar, corretea alrededor de la cancha. Los temores, sin embargo, se centran en defensa. Fontás difícilmente llegará al partido contra el Villarreal. Se espera el regreso de Jonny para comprobar el alcance exacto de sus molestias. La retaguardia puede quedarse con lo justo para la alineación inicial. Lo positivo es la presencia de Augusto Fernández en el trabajo colectivo. Con el capitán, aunque sea protegiendo su recién operado dedo de la mano derecha, se cuenta en El Madrigal y él, como suele, está dispuesto a arriesgar.

Eduardo Berizzo inició la preparación del encuentro en casa del líder después de tres jornadas de descanso. Hace tiempo que un entrenador céltico no estaba tan pendiente de los compromisos internacionales de sus hombres; más concretamente, de los efectos de eso que se llama virus FIFA.

Theo Bongonda ya se ha reincorporado al trabajo tras el Bélgica-Malta de la categoría sub 21, en el que no llegó a participar. Ha sido el primero de los siete viajeros en regresar a A Madroa.

Orellana jugaba de madrugada con Chile en Perú. Madinda disputa hoy un amistoso entre Gabón y Congo. Guidetti estuvo en el Suecia-Moldavia. Nolito fue titular con España en Kiev. Wass no saltó al campo el domingo ante Francia. Todos deberían ir reincoporándose entre hoy y mañana. "Hasta el domingo tenemos bastante tiempo para preparar el partido bien", sostiene Hugo Mallo al valorar tantas ausencias en la sesión de entrenamiento.

Mallo reconoce que en la plantilla se gestiona con una cierta mezcla de sentimiento esta abundancia de internacionales. "Nos alegramos por cada compañero que va con su selección. Tenemos la esperanza de que vengan bien, que vengan sanos. Algunos ya llegaron. Tenemos ganas de que lleguen todos para preparar el partido".

Y esa esperanza de buena salud vacila un tanto con Jonny. El vigués, convocado con la selección española sub 21 para disputar dos encuentros clasificatorias de la Eurocopa de 2017, causó baja el pasado miércoles ante Georgia. "Molestias", dijeron desde el club, musculares se supone, replicando el breve diagnóstico que el propio Jonny les había transmitido, sin concretar demasiado.

El caso es que el seleccionador sub 21, Albert Celades, llamó el jueves al lateral derecho de Betis Francisco Varela en previsión de que Jonny no se recuperase. Y ayer las agencias informativas, en sus previas del partido de hoy contra Suecia que se disputa en Tenerife, no incluían al céltico en la alineación inicial. Indicio de que esos problemas físicos persisten, ya que Jonny es hombre de confianza de Celades, que tanta fe tiene en sus virtudes defensivas que incluso ha llegado a alinearlo de central. Ayer, con todo, participó en el entrenamiento en el Heliodoro Rodríguez López.

En el peor de los casos, Planas reemplazaría a Jonny en el lateral izquierdo, componiendo la defensa junto a Mallo, Cabral y Sergi Gómez. No parece probable que Fontás puede disputarle el puesto a ninguno de los otros centrales. La tendinopatía aquilea izquierda persiste. Una lesión fastidiosa, que limita sus posibilidades y le obliga a realizar un trabajo específico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine