Asistencia, tiro al palo y colección de alabanzas para Guidetti

13.10.2015 | 02:12

Suecia derrotó sin muchos problemas a Moldavia (2-0) con goles de Ibrahimovic y Zengin, un triunfo que no le sirve para clasificarse de forma directa a la Eurocopa porque Rusia no perdonó frente a Montenegro. El conjunto sueco, que enterró sus opciones hace un mes al perder contra Rusia y Austria, logró al menos recuperar buenas sensaciones de cara a la repesca firmando un buen partido.

Las lesiones de Durmaz y Berg abrieron la titularidad a dos de las figuras de la selección sub 21 que ganó el Europeo el verano pasado, el mediocentro Lewicki y el atacante John Guidetti, que debutaron como titulares en esta fase de clasificación.

El delantero del Celta, que al fin pudo disfrutar de noventa minutos (en el Celta siempre ha salido desde el banquillo y en Eibar, donde iba a jugar de inicio, causó baja por gripe) se entendió bien con Ibrahimovic y estuvo envuelto en casi todas las acciones de peligro. En los primeros cinco minutos rozó el gol en dos ocasiones, una de ellas al palo. Se quedó sin marcar, pero presentó credenciales para el futuro. Fue Ibrahimovic el que abrió el marcador tras una gran asistencia de Lustig. Sentó a Cebanu y marcó a puerta vacía.

El partido fue un monólogo de Suecia, que tuvo la pelota y las ocasiones, decidida a resolver y reconciliarse con una afición que la abucheó en su anterior compromiso en casa contra Austria (1-4).

Zengin, a pase de Guidetti, cerró el partido tras el descanso con una vaselina aprovechando la salida del portero de Moldavia, colista del grupo y que presentó poca batalla en Estocolmo.

Con media hora por delante, Suecia reservó a varios jugadores al borde de la suspensión pensando en la repesca y se dejó llevar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine