rugby

Los clubes gallegos se ponen en marcha

El Blusens Networks jugará el domingo tras solucionarse el problema del seguro

02.10.2015 | 12:31

El rugby gallego vuelve a ponerse en marcha y el máximo representante de este deporte a nivel vigués, el Vigo Rugby Club ya se prepara para su estreno liguero. Su directiva tiene toda la documentación preparada para activar las licencias de los jugadores del Blusens Networks Universidade de Vigo, que este domingo se enfrentarán en As Lagoas ante La Única de Navarra por la tercera jornada de la liga de División de Honor B, tras haber pedido el aplazamiento de los dos primeros partidos.

La Federación Galega de Rugby tenía el jueves las tres propuestas finalistas del seguro -que reducen casi a la mitad la propuesta económica de finales del verano, dos de ellas con una franquicia y precios similares, en torno a los 315 euros y otra en torno a los 400 euros netos, sin desembolso por siniestro-. Quedaban en todos los casos algunos puntos por definirse, como los centros médicos concertados, coberturas generales y condiciones de pago que serían decisivos a la hora de cerrar el acuerdo final. En cualquier caso el trabajo llevado a cabo por la directiva de la federación regional, con el presidente Nacho Cociña a la cabeza, pero también de otros directivos de clubes, entre ellos Ramón González-Babé, ha sido intenso en las últimas semanas para desbloquear una situación que llevaría a la paralización del rugby gallego, por lo menos para esta temporada, y que se firmará antes del fin de semana.

Para los equipos de División de Honor B, tanto el Blusens Networks Universidade de Vigo, como el CRAT coruñés, no había posibilidad de postergación de sus respectivos partidos del fin de semana, y los demás equipos que juegan en las ligas gallegas deben empezar en breve sus ligas, a la vez que también deben estar cubiertos por un seguro a la hora de realizar sus entrenamientos. El inconveniente que se encontrarán todos los clubes gallegos es el alto precio que deben afrontar sus jugadores, lo que seguramente hará disminuir las plantillas en algunos casos. Para contrarrestar este último punto, la Federación Galega ha renunciado al canon correspondiente en el pago de las fichas, importe que irá directamente al pago del seguro, y también se baraja la posibilidad de ofrecer una flexibilidad en el pago.

La alta siniestralidad de la pasada temporada, unido a dos casos de lesiones graves, han llevado a las aseguradoras a cotizar al alza la póliza federativa, y que ha podido bajarse tras las negociaciones de las últimas semanas, para poder conseguir unos precios similares a los de otras federaciones territoriales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine