Berizzo apela a la intensidad para tumbar a un "peligroso" Getafe

El argentino asegura que ha hablado con Cabral y afirma que no tiene por qué dudar de la versión de su jugador

01.10.2015 | 18:20
Berizzo, entrenador del Celta // JORGE SANTOMÉ

El entrenador del Celta de Vigo, Eduardo Berizzo, aseguró este jueves que los jugadores, entre ellos Gustavo Cabral, denunciado por una agresión la madrugada del domingo en Bilbao, tenían "permiso para salir", pero que cree que las 7.00 de la mañana no era "una hora adecuada para volver", dejando claro que ha hablado con el defensa y que este le ha dado las "explicaciones correspondientes".

"Los jugadores tenían permiso. Yo no fijo hora y me fío de su criterio. Frente a este episodio escuché a Cabral y no tengo por qué dudar, los jugadores gozan de mi confianza y responsabilidad, jamás me meto en la vida privada", señaló Berizzo en rueda de prensa.

El argentino indicó que el defensa le ha dado las "explicaciones correspondientes". "Son las que ustedes (los periodistas) saben y el tema para mí concluye. Me preocupa que mi imagen o la de mi club no se vea afectada y si alguien la desdibuja de manera individual, actúo", añadió.

"No incurrieron en ningún error, tenían permiso para salir. Soy su entrenador no su vigilante y entreno un grupo comprometido que sabe para donde va y con sus objetivos claros, pero no me parece una hora adecuada, el criterio dice que deberían haber regresado antes", añadió tras conocer que la hora de regreso fue ya amaneciendo.

En cuanto al partido ante el Getafe de este viernes, el 'Toto' avisó que el equipo de Fran Escribá "ha encontrado la confianza que el inicio de Liga no le había dado". "Defiende bien y tiene un cuarteto de ataque muy peligroso, con una peligrosidad a la que hay que prestar mucha atención", analizó.

Por ello, espera "un partido donde habrá que atacar con paciencia y donde si el balón llega a este cuarteto habrá que defender muy bien porque el Getafe termina los ataques muy rápido también". "Hay que tener paciencia para encontrar los caminos al gol y enfocar un partido de mucha intensidad de principio a fin, y si somos capaces de hacerlo el partido se quedará con nosotros", deseó.

El entrenador del conjunto gallego remarcó que la posibilidad de dormir "líderes es anecdótico" y celebró que mostrasen "reacción y ese combustible anímico y futbolístico" para empatar ante el Eibar, gracias a un tanto de Iago Aspas que ha dado al ataque celtiña "una gran peligrosidad" que la temporada pasada no tenían.

Para recibir al Getafe, tendrá la ausencia de Augusto Fernández, operado esta semana del dedo, por lo que necesitará "a alguien del filial" en esa posición como "Borja o Pape", mientras que entrará "seguro" Radoja, "un futbolista de muchos metros que al jugar tan contenido no ha mostrado su soltura".

"Antes del partido decidiremos qué formación usar y si Orellana o Pablo (Hernández) será el volante ofensivo, pero la idea es que el dibujo sea el mismo. El equipo se encuentra cómodo jugando de esa manera y debemos incluir a gente que vaya en esa dirección sin hacer grandes cambios que le hagan perder su fisonomía", sentenció al respecto.


En este sentido, se refirió a un Hernández, que no acaba de cuajar en la grada de Balaídos, pero que puede convertir "los murmullos en aplausos con sus actuaciones" y del que confirmó que antes del partido ante el Eibar sufrió "un inconveniente personal" y aún así quiso "jugar" porque está "comprometido con el equipo y con su realidad porque sabe que puede dar más". "No salgo al rescate de nadie y salgo al de todos porque creo en los que tengo y elegiré los que salven las dificultades del Getafe", zanjó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine