Álvaro Morata, protagonista en la derrota de un Sevilla sin dientes

01.10.2015 | 02:01

El Juventus no tuvo ningún problema para sumar su segunda victoria en la presente edición de la Liga de Campeones y dominar así el grupo D, al imponerse por 2-0 al Sevilla, un equipo que se mostró en Turín muy inofensivo y sin dar la impresión de que pudiera poner en problemas al rival.

El cuadro local dominó de principio a fin, metió un tanto en los últimos minutos de cada periodo y, sin esforzarse demasiado, se llevó el partido ante los sevillistas, que tiraron una sola vez a puerta en todo el encuentro, en el que el veterano Buffón fue un mero invitado.

Llegó el Sevilla a un estadio donde dieciséis meses antes había ganado su tercer título de la Liga Europa ante el Benfica, pero ahora para medirse al propietario de la instalación, campeón de Italia y subcampeón de la 'Champions', en la máxima competición continental.

La cita se planteaba con los equipos en horas bajas en sus ligas -cinco puntos en seis partidos- pero con sendas victorias en sus estrenos en la fase de grupos, el conjunto piamontés en el campo del Manchester City (1-2) y el andaluz en el Sánchez Pizjuán (3-0) al Borussia Mönchengladbach.

Parecía que el conjunto de Emery había equilibrado el juego en el tramo final de la primera parte y que al rival le costaba encontrar espacios, pero una conexión por la derecha de Barzagli con Morata tuvo éxito y el exmadridista conectó un cabezazo certero. El primer remate a puerta sevillista llegó en el minuto 44 de un Konoplanka desaparecido.

Lo positivo para el Sevilla fue que llegó al tramo final del choque con el 1-0 y podía tener alguna opción de empate, pero la ilusión hispalense se desvaneció cuando a falta de tres minutos para que se cumplieran los noventa Simone Zaza, que había salido poco antes por Morata, puso el 2-0 que cerró el choque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine