Suárez evita el ridículo en el Camp Nou

El uruguayo completa la remontada del Barça ante el Bayer Leverkusen en la recta final - Los alemanes desactivaron la sala de máquinas de un equipo azulgrana que careció de ideas en ataque y fue blando atrás

30.09.2015 | 04:55

Sin Messi y con Iniesta de camino a la enfermería -se lesionó ayer-, el Barcelona remontó un partido imposible contra el Bayer Leverkusen, que llegó a comandar el choque hasta que dos golpes de genio, de Sergi Roberto y de Suárez, dieron la vuelta al marcador (2-1).

El Barça no fue mejor que el Leverkusen, pero sacó adelante un partido que le permite colocarse líder del grupo y encarar con otro ánimo la tercera jornada, después de que hasta el gol de Sergi Roberto pocos en el Camp Nou pensaban que su equipo iba a ser capaz de superar al conjunto alemán.

El partido se le puso complicado al Barça en el primer tiempo, en el que los peores augurios se cumplieron y el Leverkusen ahogó a los barcelonistas, hasta el punto de descolocarlos cada vez que tenían que comenzar a jugar desde la zaga.

El partido estuvo casi en todo momento donde quiso el Leverkusen. El Barcelona no tenía pausa en el centro del campo y ante un equipo tan físico como el alemán, no pudo o no supo dar circulación al esférico con calma.

A los diez minutos Sandro tuvo un uno contra uno con Leno que el meta alemán desvió. En el 22 se le complicó del todo el partido al Barcelona, cuando en un saque de esquina Papadopoulus metió la cabeza lo suficiente para sacar provecho de la falta de concreción de Mathieu y una salida poco decidida de Ter Stegen (0-1).

El portero alemán del Barcelona se redimió de ese nuevo error en un balón por alto y realizó una gran intervención ante Bellarabi, que en el minuto 35 dejó en el suelo a Piqué tras un recorte.

La mejor acción del Barcelona la confeccionó Neymar, quien disparó raso, el balón rozó en un defensa y lo repelió la cepa del poste. Sandro recogió el rechace y lanzó un potente disparo, pero otro defensa sacó desde la línea.

El colapso se mantuvo tras el descanso y a los pocos minutos Chicharito, casi a portería vacía, envió el balón a las nubes. Otra vez Sandro tuvo una buena ocasión en un pase largo, pero su disparo se fue cruzado, igual que Neymar, que en el 56, tras darse la media vuelta, lo envió algo desviado al palo derecho de Leno.

Con la lesión de Iniesta, el Barcelona se resintió aún más en la creación y las aproximaciones a la meta alemana volvieron a caer más por contragolpes esporádicos que de un dominio real del centro del campo.

A falta de un cuarto de hora, sin Rakitic en el campo por el cambio de Sergi Roberto, el Barça empezó a tener mayor presencia hasta ver el gol en el minuto 80, en un disparo raso de Munir que el meta no atajó y Sergi Roberto marcó echándose al suelo (1-1).

La locura de los barcelonistas se desató a los dos minutos, en una gran jugada de Munir, con recorte a un defensa y pase raso a un Luis Suárez que tuvo claro cómo encañonar el balón y enviarlo a una escuadra de Leno. Con su segundo gol, el uruguayo Luis Suárez evitó el ridículo en el Camp Nou.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine