Augusto, operado con éxito, estará tres semanas de baja

El jugador se perderá el duelo de este viernes frente al Getafe pero se cuenta con que esté disponible para El Madrigal

30.09.2015 | 02:11
Foto publicada ayer por Augusto en Twitter tras ser operado.

Augusto Fernández fue operado con éxito en la tarde de ayer de la rotura tendinosa en el segundo dedo de su mano derecha. El jugador estará tres semanas de baja con lo que, salvo que surjan complicaciones en la recuperación, solo se perderá el duelo de este viernes frente al Getafe y podrá reaparecer ante el Villarreal en El Madrigal, tras la parada de la competición por los compromisos de las selecciones nacionales.

La intervención tuvo lugar en el Hospital de Fátima y fue llevada a cabo por los especialistas en cirugía de la mano Irisarri y Pombo, con la colaboración de Juan José García Cota, jefe de los servicios médicos del Celta.

El facultativo céltico, que actuó como ayudante, explicó tras la intervención que se realizó la reconstrucción del aparato extensor del dedo afectado y reveló que el jugador recibirá el alta hospitalaria hoy mismo "Ha ido todo bien. Hemos reconstruido el tendón lesionado sin complicaciones. Esperamos contar con él a la vuelta del parón de selecciones", explicó.

"Va a necesitar tres semanas en las que el tendón tiene que estar permanentemente en extensión, pero el pronóstico es excelente, tanto para la vida diaria como para cualquier actividad funcional. El único problema lo va a tener Juan [el doctor Cota] para frenar a este caballero [por Augusto] porque son tres semanas de inmovilización", precisó el doctor Irisarri, que añadió: "La primera semana llevará una férula y luego le iremos soltando cuerda para que vuelva a la actividad física y pueda ponerse a las órdenes del entrenador dentro de tres semanas. Vamos a intentar que el frenazo sea el menor posible y pueda estar lo antes posible".

Las buenas expectativas con Augusto se extienden a Rubén Blanco, lesionado de gravedad en un hombro durante el duelo inaugural de la Liga con un pronóstico de recuperación de entre seis y ocho semanas antes de poder volver a vestirse de corto. El portero de Mos inició ayer con buenas sensaciones el trabajo de campo y se espera que en un plazo de unas tres semanas pueda estar ya a disposición del técnico.

El que sigue al margen del grupo es Andreu Fontás, que continúa con molestias en el tendón de Aquiles y a quien los médicos han decidido dar descanso este viernes para que pueda afrontar ya en perfectas condiciones el siguiente partido, contra el Villarreal, tras el parón liguero. El que sí estará previsiblemente disponible frente al Getafe será el sueco John Guidetti, que se cayó a última hora del once celeste en Eibar por una gripe y que no se ha entrenado en los dos últimos días. Se espera que hoy se reincorpore al trabajo con el equipo en A Madroa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine