El equipo celeste inicia la semana con temporal

En Sevilla le esperan el domingo temperaturas de 30 grados centígrados

16.09.2015 | 02:01
Pape, con el balón, junto a Aspas y Mallo, ayer. // R.G.

El invierno se presentó de repente en A Madroa, donde el Celta comenzó a preparar el partido del domingo que viene en Sevilla tras disfrutar de una jornada de descanso. Las primeras lluvias de la ciclogénesis explosiva hicieron acto de presencia cuando la plantilla celeste salió al campo de entrenamiento de la ciudad deportiva de A Madroa. Berizzo, como es habitual, mantuvo una charla de tres cuartos de hora con la plantilla antes de iniciar la semana laboral. Hubo análisis del empate ante la UD Las Palmas. "Para intentar corregir los errores que pudimos cometer, pero sin darle más importancia. Hay que seguir adelante porque ya sabíamos que esto no iba a ser un camino de rosas y el domingo tenemos otro partido importante", explicó Sergio Álvarez al referirse a lo tratado en el vestuario antes de comenzar a entrenar.

El técnico argentino cuenta con diecinueve futbolistas de la primera plantilla para afrontar el duelo con el equipo en el que ahora juega el danés Michael Krohn-Dehli. Falta el portero Rubén Blanco, que trabaja en el gimnasio de la ciudad deportiva mientras se recupera de la lesión en un hombro.

El viento dejó huella en la mañana de ayer en A Madroa, donde aparecieron algunas vallas caídas en la zona del graderío donde se realizan obras de mejora de las instalaciones.

El viento y la lluvia dificultan el trabajo con balón del equipo céltico, que tendrá que preparar el enfrentamiento contra el Sevilla con un tiempo propio del invierno. En la capital andaluza les espera el calor, en torno a los 30 grados centígrados.Allí todavía es verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine