fútbol - Segunda División B

El Celta B cae ante un Burgos con oficio

Los vigueses cosechan su segunda derrota consecutiva frente a un rival letal a la contra

14.09.2015 | 02:29
El céltico De Amo se lleva un balón en un lance del partido de ayer en El Plantío. // Alberto Rodrigo

No carbura el Celta B en las últimas jornadas. En Burgos sumó su segunda derrota consecutiva. Borja Iglesias neutralizó en la segunda parte el tanto de Ander Vitoria, pero en la última media hora los locales superaron al filial celeste en todas las facetas del juego y decantaron la balanza a su favor con goles de Adrián y Quesada. Los últimos minutos ya fueron un querer y no poder celeste. La baja de Pape se notó, y de qué manera.

El partido comenzó con claro dominio del Celta B. El Burgos, como viene siendo habitual en estos primeros partidos de pretemporada, esperaba a su rival en el terreno de juego para intentar salir rápido a la contra. Sin embargo, el dominio de los de Torres Gómez no se plasmó en ninguna oportunidad de peligro.

El primer aviso serio del choque fue blanquinegro. Llegó en un centro de Andrés que remató Ander Vitoria de cabeza y acabó con el balón muy cerca del poste de la portería de Iván. Seis minutos más tarde fue Prosi quien lo intentó con un lanzamiento lejano, pero su disparo tampoco encontró puerta. A renglón seguido, Pérez obligó a Iván a realizar una buena intervención para evitar el primer gol del partido un córner.

Parecía que con estas acciones el Burgos trataba de tomarle el pulso al encuentro, pero Borja y Jordán, espléndidos tanto en las labores de construcción como de destrucción, impedían que los blanquinegros consiguieran su objetivo.

Las aproximaciones, no obstante, siguieron sucediéndose. En el minuto 27 un saque de esquina rematado por Borja Fernández fue abortado por Toni, y dos minutos después llegó la mejor ocasión viguesa en una internada de Rioja por la banda derecha, cuyo tiro cruzado se perdió pegado al poste derecho.

En una jugada aislada llegaría el único tanto de la primera parte. Tras una internada de Andrés por la banda derecha, Ander Vitoria recogió un rechace de la defensa en el interior del área y sin dejar caer el balón fusiló a Iván.

En la segunda mitad el Celta B salió a todo trapo y quiso llevar la batuta. No tardó en obtener su recompensa en un buen remate de Borja Iglesias, que se adelantó a los dos centrales. Tras ese inicio dubitativo del Burgos llegó la reacción local con el gol de Adrián, que remató de cabeza una falta botada por Prosi.

Después del tanto el Burgos tranquilizó su juego y volvió a esperar al Celta B en terreno propio para tratar de dar el golpe definitivo, algo que consiguió en el minuto 66 con el tercer tanto blanquinegro, obra de Quesada.

El cuadro vigués estaba pasando sus peores momentos y el Burgos se limitó a dejar pasar los minutos, aunque con algún susto como un remate de Borja Iglesias desde fuera del área que pegó en el palo derecho de la portería defendida por Toni.

Con más veteranía, el Burgos supo matar el partido ante un Celta B que siguió poniéndole ganas hasta el pitido final.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine