baloncesto - Eurobasket 2015

España se mide a Italia dispuesta a despejar dudas

El combinado nacional quiere confirmar sus buenas sensaciones ante una selección a la que Scariolo define como "estelar"

08.09.2015 | 02:24
Pau Gasol anota durante el partido ante Turquía. // J.C. Hidalgo

Las selecciones de España e Italia se enfrentan en la tercera jornada del grupo B del Eurobasket 2015 (21.00 horas, Cuatro) con el claro objetivo compartido de conseguir una victoria que disipe dudas sobre su rendimiento y desnivele positivamente su balance en el campeonato.

Los dos equipos han ganado un partido y han perdido otro. Los italianos cayeron ante Turquía (87-89), tras un flojo arranque de partido que no pudieron recuperar, y ganaron a Islandia (64-70) después de sufrir más de lo previsto. El equipo español cayó ante Serbia, en la primera jornada por 70-80, con un día aciago en el lanzamiento exterior, y se reivindicó ante Turquía ganando con brillantez por 77-104.

"Italia es un equipo estelar, justo lo que menos nos conviene", dijo el seleccionador Sergio Scariolo. "Es un conjunto muy perimetral y sacan a los grandes a jugar por fuera. Tienen una forma de jugar atípica", añadió.

La selección azzurra se apoya mucho en sus individualidades y la mayoría de sus ataques finalizan con un uno contra uno de sus estrellas. Marco Belinelli, Danilo Gallinari, Andrea Bargnani, Alessandro Gentile, Luigi Datome y Daniel Hackett acumulan el grueso de los minutos y resuelven a la menor oportunidad de forma individual.

"Debemos tener mucha atención y concentración para no despistarnos. Italia puede poner a cinco buenos, no grandes, tiradores en pista y resolver en el uno contra uno. No hay que conceder el más mínimo espacio porque cualquiera de ellos puede hacer mucho daño", confirmó Scariolo.

La selección española, por el contrario, apuesta por el juego en equipo para hacer brillar a las individualidades. A diferencia de los transalpinos, los españoles elaboran el juego para que luego definan las figuras, con Pau Gasol en la primera opción en el juego interior.

La defensa española puede ser otra de las diferencias. Más conjuntado y altruista, el juego en campo propio se torna el primer paso para salir al contragolpe o en transición tras ahogar o constreñir mucho las opciones del rival.

El banquillo puede ser otra de las claves. Mientras Italia abusa mucho de sus jugadores de referencia, España lleva mucho tiempo con una filosofía de equipo, en la que cualquier aportación, por pequeña que sea, es importante para la victoria. Y todos los jugadores están implicados en la tarea conscientes de sus roles.

Para los españoles ganar a Turquía supuso soltar lastre. Solucionaron con nota todos los problemas que tuvieron en el partido inicial y vuelven a estar en la línea de los favoritos.

Un duelo importante en el que el vencedor despejará muchas dudas de cara a la clasificación final del grupo B.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine