ciclismo - Vuelta a España

El pelotón, en el potro de tortura

Purito asegura haber diseñado la etapa "más dura en la historia" de la ronda española

02.09.2015 | 13:59

La Vuelta disputa hoy miércoles la etapa reina en Andorra, considerada "bestial" por todos aquellos que la han inspeccionado, y hasta el próximo lunes en Asturias vivirá su semana fantástica, tal vez decisiva para que los favoritos de la general muestren sus opciones reales a "la roja", que de momento defenderá el holandés Tom Dumoulin.

Andorra asusta. El diseño de etapa propuesto por Joaquim "Purito" Rodríguez, vecino de la zona, puede resultar histórica por su dureza. Incluye seis puertos por 138 kilómetros de territorio andorrano, con un desnivel acumulado de 5.000 metros. Una "locura" del catalán, que obligará a quitarse la máscara a los aspirantes a "la roja".

"Es bestial", señaló Valverde, opinión que compartió su compañero Nairo Quintana, quien espera dejarle a Purito "un mensaje después de la etapa".


Haz click para ampliar el gráfico

El de Paret del Vallés se ha encargado de diseñar esta etapa, que la ha realizado "completa tres veces para memorizarla". "Todos los puertos tienen algo especial, pero desde el Coll de la Gallina en adelante será cuando comiencen a pesar las piernas", advirtió. "Es la etapa más dura en la historia de la Vuelta, y la más corta, eso es lo que la hace dura. No hay nada llano y si te encuentras mal en un puerto en el siguiente no te recuperas. Es una etapa que aunque la he diseñado yo le tengo miedo. Aun haciéndola tranquila el que meta a alguien delante tendrá mucho que ganar", prosiguió el catalán. El ciclista del Katusha apuntó que los organizadores "no tenían claro" cómo acabar esta etapa cuando la diseñaron. "Me preguntaron, querían una etapa que quedase marcada para la historia", confesó.

Purito zanjó cualquier polémica por su traslado y el de Chris Froome a Andorra en helicóptero. "Lo hemos pagado de nuestro bolsillo. Cada uno se tiene que buscar la solución para quitarse el desgaste del kilometraje. Tardamos una hora y 40 minutos y en una etapa como la de mañana (por hoy) ganas más que lo que te has gastado en helicóptero", sentenció.

Para Alejandro Valverde, la jornada "es bestial". Sin duda, ya que los corredores sumarán 56 kms. de ascensión solo en los puertos puntuables y llegarán a la mitad del recorrido hacia arriba en el total del kilometraje. Y entre todos esos kms. de subida, tramos y tramos por encima del 10 por ciento. Más de una decena. "No la conocía y según lo que hemos reconocido es algo impresionante. El desnivel total de la etapa es del 8-9 por ciento", se ha alarmado el murciano.

Los favoritos no podían llegar más ajustados a la cita andorrana. Empate técnico entre los grandes nombres de la Vuelta. Dumoulin defenderá su orgullo vestido de rojo, y Purito, que le sigue a 57 segundos se quiere dar un homenaje en casa. A partir del catalán se encuentran en 21 segundos Aru, Valverde, Quintana y Froome.

Se van a despejar pronto muchas incógnitas, entre ellas en qué medida les ha afectado la paliza del Tour. Por terreno, es el escenario ideal para Quintana, pero el ganador del Giro aún no ha ofrecido muestras de grandeza en esta Vuelta. "A ver cómo evoluciona mi cuerpo, nunca hice este doblete. En el Tour lo di todo y no hubo muchos días para recuperar antes de la Vuelta. De todas formas llega mi terreno y espero que vaya bien. Ahí está la genética. La montaña me llama", dijo en el hotel de descanso, en Soldeu.

Valverde se siguió doliendo de su clavícula en la jornada de descanso en su hotel de Soldeu, pero anunció que estará en la batalla, mientras Froome es el más reforzado tras su recuperación en la Cumbre del Sol, donde sacó a relucir su "molinillo". Cerca de todos ellos está la ambición de Fabio Aru.

La primera palabra la tiene los puertos del Principado. En el menú la Collada de Beixalís, Coll d'Ordino, La Peguera, Collada de la Gallina, el más duro por una vertiente inédita de 12 kilómetros al 8,5 por ciento, y asfaltada para la Vuelta, La Comella y la meta en Cortals d'Encamp, a 2.083 metros de altitud, de 15,8 kilómetros a una pendiente media del 6,8 por ciento.

Posible lluvia

La etapa que le da "miedo" al mismísimo Purito, quien ha hecho tres veces el recorrido acabando "cascado", podría resultar dantesca con la posible presencia de la lluvia, un factor que aterroriza teniendo en cuanta que la etapa es un contante subir y bajar. Ningún corredor dejó pasar por alto la información meteorológica.

La cita de Andorra tendrá continuidad. Tras dos días de teórica tranquilidad en Lleida y Tarazona, llegará la traca del norte con el tríptico en Fuente del Chivo, Alto Campoo-Fuente del Chivo y Ermita del Alba entre el sábado y el lunes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine