España despide un ciclo ante Australia

Del Bosque introducirá cambios en la alineación titular, dando minutos a Villa, Reina, Albiol y Juanfran ä No jugarán Xavi ni Piqué, ambos con molestias musculares ä Cahill, la estrella australiana, ausente por sanción

23.06.2014 | 00:38
Mata (izquierda) ríe junto a Torres durante el entrenamiento de ayer en Curitiba.

El partido más intranscendente de España en los últimos años cerrará hoy su participación en el Mundial de Brasil 2014, en la despedida anticipada de un ciclo lleno de triunfos frente a Australia en el Arena da Baixada de Curitiba, en el que Vicente del Bosque transformará su alineación titular.

Habrá minutos para David Villa, el máximo goleador de la historia de la selección española y que aspira a marcar consecutivamente en tres mundiales, una competición de la que ya es el mejor artillero de la "Roja". También para Pepe Reina, Raúl Albiol y Juanfran Torres, que harán su debut en el torneo sobre el terreno de juego.

No jugará Xavi Hernández, con molestias musculares, con lo que se despedirá del Mundial desde el banquillo, después de haber sido un referente y un futbolista esencial en la época de mayor éxitos de la historia del equipo nacional, con un mundial y dos eurocopas en el palmarés en un recorrido de triunfos irrepetible hasta el momento.

Koke Resurrección, con el que Del Bosque probó el sábado como lateral izquierdo pero jugará en el centro del campo, y Andrés Iniesta, que cumplirá cien partidos con la selección, también serán titulares, con Sergio Busquets y Xabi Alonso, por un lado, y Santi Cazorla y Cesc Fábregas, por otro, para dos posiciones del once.

Juan Mata estará en una de las bandas, mientras que la portería será para Pepe Reina, que debutará en un Mundial sobre el césped, y la defensa estará compuesta por Juanfran Torres, Sergio Ramos, Raúl Albiol y César Azpilicueta, que completan la alineación titular, en la que no estará Gerard Piqué, baja por molestias musculares.

Un once sin varios de los titulares más habituales para un choque que no pone nada en juego, sólo el orgullo de una selección eliminada de forma inesperada y decepcionante en la primera fase, con dos derrotas ante Holanda (1-5) y Chile (0-2), y que ahora se cruza con Australia, también sin opciones en el grupo B.

Todavía con la incógnita sobre el futuro de Vicente del Bosque, si seguirá al frente del equipo, con el que tiene contrato hasta la conclusión de la Eurocopa 2016, o sale del banquillo nacional, encara España su último encuentro en el Mundial tras cinco días de autocrítica en su concentración en Curitiba (sur de Brasil).

Ahí comenzó su viaje en Brasil 2014, como 'cuartel general' en la competición, y ahí termina hoy contra Australia en el Arena da Baixada, antes de tomar rumbo, hoy lunes tras el partido, hacia España, con la sensación de fin de ciclo, más por el hecho de cerrar la etapa de triunfos que por el cambio de nombres para el futuro.

La selección española entrenó ayer por última vez en la ciudad deportiva 'Cajú', por las malas condiciones del césped del Arena de Baixada, en una sesión de la que se ausentó Gerard Piqué con problemas musculares y en la que Vicente del Bosque no mostró el once que jugará ante Australia.

Con la presencia de algunos familiares y amigos, los internacionales españoles se entrenaron por última vez en Curitiba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine