Robben se resarce con dos goles de su fracaso en la final de Suráfrica

En el quinto de Holanda sentó a Casillas, que le privó del Mundial

14.06.2014 | 01:39
Los jugadores holandeses felicitan a Robben.

Dos goles para contribuir a que la selección holandesa lograse humillar a España en el arranque del Mundial de Brasil. Esa fue la contribución de Arjen Robben ante un rival que hace cuatro años le privó del título en Suráfrica y frente al portero que le detuvo con el pie un gol que podía suponer su mayor gloria deportiva. El atacante holandés del Bayern de Múnich reconocía la víspera del encuentro de ayer que jamás olvidaría aquella acción frente a Casillas, al que ayer puso de rodillas y le devolvió parte de la rabia pasada con dos goles.

"(Aquella parada) es parte del deporte. Ese fue un momento y quedará toda mi carrera deportiva. Pero está en el pasado. Ya es historia. Ahora nos estamos centrando en algo totalmente diferente, el partido. Eso que pasó ya no cuenta", explicó Robben la víspera del estreno en Salvador de Bahía ante el mismo rival que le privó del título mundial.

Ayer, Robben realizó su partido soñado, deseando que nunca acabase para borrar tanto dolor por su mano a mano fallado en Johannesburgo. En el duelo en Salvador de Bahía, el holandés definió bien y hasta dejó en evidencia a todos sus rivales. A alta velocidad se fue de todos, tumbó a Iker y cerró una goleada histórica.

El 1-5 que Holanda le metió ayer a España es la particular venganza deportiva de Arjen Robben, aunque el futbolista lo negase un día antes: "Yo no creo en la venganza. En 2010 fue una final. Ahora es un partido de la primera fase. No hay comparación posible".

El delantero del Bayern Múnich tuvo la satisfacción de marcar el segundo gol de Holanda, que le podía por delante en el marcador. Fue a los 53 minutos. Robben le ganó la partida a los dos centrales españoles, Gerard Piqué y Sergio Ramos, dentro del área y superó a Iker Casillas, quien no pudo hacer nada. Comenzaba así a cobrarse parte de lo que se había dejado en la final de Johannesburgo en 2010.

Y ya con los españoles desolados por la goleada recibida, Robben se guardó una alegría más. En el minuto 80 de partido recibió el balón y se fue a toda velocidad de los defensores rivales que le salieron al paso, puso de rodillas y tumbó a Casillas para cerrar una goleada histórica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine