El Blusens empuja con el alma hasta alcanzar la gloria

El XV del Olivo remonta los 19 puntos de desventaja de la ida y conserva su plaza en la máxima categoría

08.06.2014 | 13:17
El Vigo Rugby logró sellar la permanencia // RICARDO GROBAS
Monty rocía a sus compañeros con cerveza en la celebración de la victoria.

El Blusens Universidade de Vigo, aventurero en División de Honor, que era territorio inexplorado para el rugby gallego hasta su llegada en 2011, ha añadido otra página hermosa a su historia. Un relato que los rugbiers se contarán al amor de la lumbre, orgullosos de haberlo contemplado; los pioneros y sus hijos, unidos ayer en la grada y ahora en la memoria de una tarde gloriosa. El XV del Olivo remontó el 29-10 que el Sant Cugat habría logrado en el partido de ida y militará en la élite por cuarta temporada consecutiva.

Una hazaña que sólo puede explicarse en el perfecto alineamiento de todos los ingredientes. El Blusens remedió a tiempo sus peores pecados. Se atuvo con estricta fidelidad al acertado plan que había diseñado el cuerpo técnico y lo aplicó con coraje. Los jóvenes del Sant Cugat, bien dotados en calidad pero escasos en kilos y cicatrices, se deshicieron como azucarillos ante la avalancha viguesa.

Las circunstancias, a diferencia del pasado domingo, beneficiaron al Blusens. El Sant Cugat, inquilino de un campo de hierba sintética, no se adaptó al césped salvaje de As Lagoas. Le pesó el fuerte viento, que los locales interpretaron mejor. Y pagaron el entumecimiento del viaje. Llegaron en avión, con apenas una hora de margen.

Monreal, Mera y Maxwell, el trío técnico, analizaron con acierto los datos que ofreció el encuentro en Barcelona. Y conminaron a sus jugadores a interpretar el guión que habían preparado. Para asegurarse, el propio Monreal se incrustó en la segunda línea. El Sant Cugat brilla en las combinaciones a la mano de sus tres cuartos. Flaquea, en cambio, en delantera. Y ese fue el campo de batalla que el Blusens escogió. El XV del Olivo dominó la melé ("no scrum, no win", reza el viejo credo del oval). Entró con mayor furia en las fases de conquista. E impuso su ritmo en el juego dinámico.

No es una metamorfosis fácil. Monreal y Maxwell, desde su llegada, se han esforzado en dotar a su proyecto de una personalidad tan alegre como la que exhibe el Sant Cugat. Esta vez, sin embargo, tocaba ser más pragmático que idealista. Había que jugar a lo británico. Los vigueses lo asumieron como si hubiesen nacido en Twickenham; quizás como un homenaje a los trabajadores del Cable Inglés que introdujeron su religión deportiva en estas tierras a finales del siglo XIX. El Blusens insistió en el "pick and go" de forma obsesiva, desde su propia veintidós a la contraria. Organizó el maul siempre que pudo. Cargó, cargó y cargó, dejándose la vida, tronchando a los catalanes como espigas.

Aunque los ensayos llegaron pronto, no todo fue rodado. El Blusens tuvo que sobrevivir al viento en contra de la primera parte (que impidió que Simon anotase las conversiones), a sus imprecisiones (demasiados avants) y al maravilloso Berasategui, un apertura de gatillo fácil. El 18-11 del descanso parecía quedarse corto en el itinerario previsto.

El instante de crisis llegó con las expulsiones temporales de Berlande y David Monreal. A este último, tras anotar un rápido ensayo en la segunda mitad que disparaba el marcador hasta el 25-11, le pudo la rabia de jugador sobre la frialdad del entrenador. Pero sus compañeros se ajustaron bien al escenario. Simon cabalgaba ahora sobre las rachas de viento y los delanteros seguían atrayendo a los rivales a la emboscada del choque furibundo.

Quedaba una última lección maestra. Cuando Tatafu culminó la remontada (35-11, minuto 55), el Blusens resistió la tentación de proteger el botín con miedo o codicia. George y Reynolds gestionaron con mesura el pateo. Los "gordos" mantuvieron el martilleo de recogida y empuje. Simon amplió la ventaja por encima del ensayo transformado. Los catalanes se mantenían en pie en apariencia, pero era simple inercia. Bajo la piel, los vigueses les habían destrozado la musculatura y el espíritu. As Lagoas estalló de júbilo. Una gesta para contarla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Celta de Vigo

El Sporting le da la bienvenida a Álex
El Sporting de Gijón da la bienvenida a Álex López

El Sporting de Gijón da la bienvenida a Álex López

El centrocampista ferrolano volverá a estar bajo la tutela de Herrera tras desvincularse del Celta

Unzué: "Es difícil llegar mejor en el aspecto anímico"

Unzué: "Es difícil llegar mejor en el aspecto anímico"

El técnico del Celta, que deja para mañana la lista de convocados, anuncia que no habrá sorpresas

El celtismo reactiva su ilusión

El celtismo reactiva su ilusión

Los aficionados del Celta sueñan con una temporada en la que los de Unzué hagan un buen papel en...

Marcelo Díaz escribe su final en el Celta

Marcelo Díaz escribe su final en el Celta

El chileno rescinde el contrato con el conjunto vigués y continuará su carrera en el Pumas

Iñigo Martínez y Rubén Pardo, bajas ante el Celta

Iñigo Martínez y Rubén Pardo, bajas ante el Celta

El central, lesionado, está en el foco mediático por el posible interés del FC Barcelona

El é o celtismo e o seguirá sendo alá onde estea

El é o celtismo e o seguirá sendo alá onde estea

O Presidente da Federación de Peñas do Celta de Vigo lembra a un dos afecionados do club máis...

Deportes

Borja Jiménez: "Necesitamos hacer treinta puntos en el Pujales"

Borja Jiménez: "Necesitamos hacer treinta puntos en el Pujales"

El técnico confirma que la llegada de nuevos jugadores está todavía abierta ä El club busca...

Paulinho: "Estoy preparado para el Barça"

Paulinho: "Estoy preparado para el Barça"

El brasileño asegura que puede encajar "perfectamente" en el estilo de conjunto azulgrana

El club confirma que Messi sigue sin firmar la renovación

El vicepresidente deportivo del Barcelona, Jordi Mestre, reconoció que el delantero...

Luis Suárez estará cuatro semanas de baja

Luis Suárez estará cuatro semanas de baja

Piqué, duda para el estreno liguero

La sonrisa del Real Madrid

La sonrisa del Real Madrid

Zidane, que lleva siete títulos de nueve posibles, ya es el tercer entrenador con más trofeos del...


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine