"No sería un fracaso quedarse fuera del Europeo de Hungría"

Marcos Llorente, del Real Madrid, y Munir El Haddadi, del Barça, confían en derrotar mañana a Alemania ä Ambos ganaron un título este año: Liga y Champions juvenil

04.06.2014 | 02:20
Marcos Llorente (izquierda) y Munir El Haddadi, ayer, en el hotel de Samil donde está concentrada la selección española sub 19.

Campeona de Europa en 2012, España afronta mañana el reto de ganar a Alemania para acudir al Europeo sub19 de Hungría en julio. Dos de las promesas del fútbol español, el madridista Marcos Llorente, sobrino nieto de Gento y nieto de Grosso, y el barcelonista Munir El Haddadi esperan lograr el objetivo. El empate clasificará a los alemanes, pero en La Rojita no considerarían un fracaso quedarse fuera de la competición continental en tierras húngaras.

La selección española sub 19 prepara el trascendental partido de mañana (Balaídos, 20.30 horas) ante Alemania con el propósito de sumar una victoria. No le vale otro resultado a La Rojita para acudir al Europeo de Hungría. El equipo de Luis de la Fuenta tendrá que afrontar el encuentro como una final.

Jugadores como Munir El Haddadi y Marcos Llorente acuden a esta cita con un título recién conquistado. El primero se convirtió con el Barcelona en ganador de la primera Champions juvenil, tras vencer al Benfica, mientras que el segundo obtuvo el título de Liga con el Real Madrid, frente a la Real Sociedad. Los dos tratan de evitar la presión ante los alemanes y apuntan que no sería un fracaso quedarse fuera del torneo continental.

Munir y Llorente, que pertenecen a los eternos rivales del fútbol español, coinciden en la selección española tras dar pasos comunes en Madrid, donde ambos nacieron en 1995, aunque en ambientes diferentes. Munir, hijo de la inmigración -padre marroquí y madre melillense-, se aficionó al fútbol en las plazas y parques de Galapagar, municipio del noroeste de Madrid. En la localidad vecina de Las Rozas, su compañero Marcos acudió a unas escuelas deportivas, aunque el fútbol lo llevaba en la sangre: su padre, Paco Llorente, jugó en el Real Madrid y en el Compostela; su abuelo materno, Grosso, fue una figura del Real Madrid; y su tío abuelo paterno, Paco Gento, es una leyenda, con seis Copas de Europa con el conjunto merengue.

Por el Rayo Majadahonda pasaron Munir y Llorente, aunque en etapas diferentes.Desde ese modesto club, los dos compenentes de la sub 19 española dieron el salto a las canteras del Barcelona y el Real Madrid, respectivamente.

El barcelonista tiene a Xavi y a Iniesta como referencias, aunque él posee más gol que las dos estrellas del Barça juntas. De hecho, fue el máximo goleador de la Champions juvenil con 11 goles en 10 partidos. En la final logró un doblete y resalta el que marcó desde 50 metros. "Es más bonito marcar un gol desde el medio del campo. Ante Lituania [el lunes] intenté colocar el balón y entró por la escuadra", explica el atacante de la cantera azulgrana, que todavía se debate en si apostar finalmente por la selección española o por la marroquí.

Munir es un caso parecido al de Rafinha Alcántara, que tras ser seleccionado por las categorías inferiores de España se decantó por Brasil. "Ahora estoy aquí y ya veremos qué pasa en el futuro", advierte sin desvelar sus planes una de las joyas del fútbol español, deseada por media Europa.

A su compañero Marcos Llorente también le auguran un espléndido provenir en el deporte rey. Es uno de los mediocentros más mimados de Valdebebas, donde le ven muchas similitudes con su abuelo Grosso. Si mañana es titular ante Alemania, tendrá que vigilar de cerca a Levin Öztunali, otro futbolista con abuelo ilustre: Uwe Seeler. "No lo conozco", admite Marcos, acostumbrado a las preguntas sobre sus familiares famosos: "No me cansa que me pregunten por ellos. Lo veo algo normal porque han sido estrellas del fútbol".

Los dos jugadores de La Rojita coinciden esta vez en rechazar el término "fracaso" si mañana no ganan a los alemanes. "Si competimos y hacemos las cosas bien no sería un fracaso no estar en el Europeo de Hungría.Sí nos dolería mucho porque todo el mundo quiere jugarlo", añade Llorente, que a finales de junio podría reencontrarse con Munir como rival, si Barcelona y Real Madrid se clasifican para la final de la Copa del Rey juvenil. "Conseguir ese título sería importante para nosotros", señala el azulgrana.

Para la próxima temporada, Llorente y Munir desconocen qué planes les preparan sus clubes. Como mínimo les subirán a los filiales, en Segunda División, donde volverán a rivalizar. Para ellos, todo comenzó en un Rayo Majadahonda-Real Madrid.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine