BTT

Una Semana Santa diferente

Más de doscientos corredores participarán en la segunda edición de la Rías Baixas Bike Race por los montes de Soutomaior, Ponte Caldelas y Redondela

11.04.2014 | 01:07
Imagen de la presentación ayer en Vigo de la Rías Baixas Bike Race. // FDV

Durante la Semana Santa los montes del sur de Galicia serán escenario de la segunda edición del Rías Baixas Bike Race, una prueba de BTT que se disputará entre los concellos de Soutomaior, Ponte Caldelas y Redondela y que prevé reunir a doscientos bikers -llegados la mayoría de fuera de Galicia- para tomar parte en una prueba que trata de aunar la parte deportiva con la del ocio y la turística.

Más de ciento cincuenta kilómetros repartidos en tres días esperan a los cerca de doscientos ciclistas que han formalizado su inscripción en la segunda edición del Rías Baixas Bike Race que discurrirá por diferentes montes del sur de Pontevedra durante la Semana Santa.

La prueba se disputará del 18 al 20 de abril y tendrá como centro los concellos de Soutomaior, Pontecaldelas y Redondela, que serán sede de las tres etapas que oscilan entre los 42 y los 62 kilómetros.

Durante la presentación de la carrera, que tuvo lugar ayer en el Corte Inglés y a la que acudieron representantes de las intituciones implicadas en su organización, se dieron a conocer algunos de los detalles de la carrera. La primera etapa, prevista para el día 18 de abril, es la más corta con apenas 42 kilómetros y se disputa en Soutomaior. La salida tendrá lugar en el Porto de Arcade a partir de las 10 horas. Javier Sánchez, responsable de la organización, explicó que se trata de una jornada que servirá de "toma de contacto y aunque no tenga mucha problemática desde el punto de vista técnico ya habrá algunas dificultades que comenzarán a marcar diferencias entre los participantes". La segunda jornada (19 de abril) será la que se disputa en Ponte Caldelas con 50 kilómetros de recorrido, cuyo diseño tuvo que cortarse debido a los problemas que los organizadores se encontraron por el estado de algunas zonas que se vieron afectadas durante el invierno por los duros temporales. Explica Sánchez que es un día "rompepiernas por la cantidad de subidas y bajadas que afrontarán los corredores. No hay subidas excesivamente largas, pero sí es dura. Además se atraviesa por aldeas, zonas empedradas que gustará mucho a la gente que no conozca esta zona. Los de fuera de Galicia van a disfrutar especialmete de este día". Por último, la carrera se cerrará el 20 de abril, domingo, con la etapa que transcurre en Redondela y que tendrá 62 kilómetros: "Es una etapa sin gran desnivel, con bastantes zonas de pista. No es dura, pero tiene su dificultad".

Ayer se desveló que de los doscientos inscritos alrededor de un sesenta por ciento son de fuera de Galicia con lo que se confirma una de las ideas de los responsables de la prueba y es que la Rías Baixas Bike Race se convierta no solo en un reclamo deportivo sino también turístico para que los aficionados al BTT acudan a competir en compañía de las familias y que aprovechen para disfrutar de la carrera pero también para hacer turismo.

Los principales favoritos son el ganador de la pasada edición, el extremeño Pedro Romero, y los gallegos Brandán Márquez y Javier Busto. En categoría femenina las principales aspirantes son las gallegas Susana Alonso y Lucía Vázquez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine