Banquillos de campeones

Tras ganar la Liga Europa y la Supercopa, Simeone aspira a entrar en el selecto club de Ancelotti, Mourinho y Guardiola, que han ganado dos Champions cada uno

11.04.2014 | 01:07

Las semifinales de la Copa de Europa serán un reto entre entrenadores tan ilustres como los clubes a los que representan. Carlo Ancelotti (Real Madrid), Pep Guardiola (Bayern Munich) y José Mourinho (Chelsea) aspiran a su tercer título europeo en el banquillo, mientras que Simeone y su Atlético de Madrid llegan con el hambre y la ambición propios de los aspirantes a la gloria. Del bombo puede salir un nuevo capítulo del duelo más explosivo del fútbol mundial desde 2010: Guardiola-Mourinho. O el primer cruce, en competición oficial, del técnico portugués con su sustituto en el Madrid y con los jugadores que le "animaron" a abandonar el Bernabéu antes de tiempo. Un Bayern-Atlético de Madrid traería a la memoria la "casi" Copa de Europa de 1974. Y, en fin, el emparejamiento de los equipos madrileños supondría el el quinto y sexto episodios en esta temporada de una rivalidad que, de momento, está en tablas:los de Simeone sumaron cuatro puntos de seis en la Liga y el Madrid dejó a su vecino sin la final de la Copa del Rey.

Desde la temporada 2009-10, cuando el Inter y el Barcelona se encontraron en la fase de grupos y después en las semifinales de la Liga de Campeones, Guardiola y Mourinho se han enfrentado 18 veces, con un balance favorable al catalán de ocho victorias a cuatro y seis empates, incluido el 2-2 de la última Supercopa de Europa, que acabó llevándose el Bayern de Pep en la tanda de penalties. En la Liga de Campeones, Mourinho solo ganó uno de los seis partidos que jugó contra el Barcelona de Guardiola, pero le bastó para clasificar al Inter para la final de 2010.

Hay menos antecedentes del duelo entre Carlo Ancelotti y José Mourinho. En la Liga italiana solo coincidieron una temporada, al frente de los dos grandes rivales milanistas, y acabó en empate técnico:1-0 para el Milán y 2-1 para el Inter. Sin embargo, Mourinho ganó la partida al técnico italiano, cuando dirigía al Chelsea, en los octavos de final de la Liga de Campeones 2009-10. El Inter ganó 0-1 en Stamford Bridge con gol de Eto´o y remató la eliminatoria en San Siro con un 2-1.

Un Bayern-Real Madrid propiciaría el primer cruce de dos entrenadores que, a diferencia de Mourinho, también levantaron la Copa de Europa como futbolistas. Guardiola era el director de juego del Barça que se coronó por primera vez en Wembley, en 1992, mientras que Ancelotti formó parte del mejor Milán de todos los tiempos, dirigido por Arrigo Sacchi, el último equipo capaz de ganar dos títulos de forma consecutiva (1988-89 y 1989-90).

Comparado con sus tres ilustres colegas, el "Cholo" Simeone es casi un novato en los banquillos de elite europeos. Pese a que en solo temporada y media consiguió tres títulos con el Atlético de Madrid (Liga Europa, Supercopa de Europa y Copa del Rey), su nombre no figuró entre los tres candidatos a mejor entrenador de 2013 en la gala del "Balón de Oro" de la FIFA. Tras dar otro paso de gigante con un equipo sin tanto potencial económico como los otros tres semifinalistas, Simeone ya es reconocido como el artífice del milagro del Atlético de Madrid, vivo todavía en las dos principales competiciones.

En el ánimo de la afición "colchonera", Simeone es el heredero de Luis Aragonés, el hombre que estuvo a punto de darle una Copa de Europa al Atlético con su gol en la prórroga al Bayern Munich. Cuarenta años después de aquella final en el estadio Heysel de Bruselas, la posibilidad de una revancha anima a un equipo y a una hinchada que han aparcado el fatalismo que les llevó a ser conocidos como el "Pupas". Tras dejar en el camino a dos históricos como el Milán y el Barcelona, ya nadie pone al Atlético el cartel de asequible.

Como Simeone, el Atlético de Madrid es el menos acostumbrado a estos retos, ya que es la cuarta semifinal de su historia en la máxima competición europea, algo que el Bayern iguala solo en las cinco últimas temporadas. Entre otras cosas, el Atlético ha sido capaz de romper la racha de regularidad del Barcelona, que había llegado al penúltimo escalón de la competición en las seis últimas temporadas. Los ganadores de las semifinales que serán sorteadas hoy (22 y 23 de abril la ida, 29 y 30 la vuelta) se encontrarán en la final prevista para el 24 de mayo en Lisboa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine