La sala de máquinas se resiente

Augusto Fernández tuvo que abandonar la sesión mientras que Rafinha Alcántara se entrenó al margen del grupo

08.04.2014 | 15:31
Entrenamiento del Celta en A Madroa
Play
Última sesión sin candado antes del partido del sábado // GROBAS

El Celta completó esta mañana su última sesión sin candado de la semana. El conjunto vigués continúa preparando el choque del sábado ante la Real Sociedad, una nueva oportunidad para mantener el colchón de cinco puntos que los hombres de Luis Enrique tienen con los puestos de descenso. El rival llega con los deberes prácticamente hechos. Tiene sellado el billete para la Europa League mientras que sus opciones de alcanzar la cuarta plaza que da acceso a Champions son remotas.

El equipo vigués llega a la cita con el orgullo "tocado" tras la contundente derrota sufrida en Vallecas (3-0). Además del varapalo, el Celta tiene las bajas seguras de Álex López y David Costas mientras que Charles es seria duda al tener fracturados los huesos propios de la nariz. Además de este parte de ausencias, Luis Enrique mantiene entrenamiento preventivo para Rafinha Alcántara. El brasileño se ejercitó al margen del grupo para evitar una posible recaída de la artritis traumática que padece en el dedo gordo de su pie izquierdo.

No obstante, el susto en la sesión celebrada hoy en las instalaciones deportivas de A Madroa lo ha protagonizado Augusto Fernández. El internacional argentino no completó el entrenamiento al sufrir un golpe. En principio no reviste gravedad, ya que no ha sido incluido en un parte médico en el que aparecen Álex López y Charles. En las próximas horas se conocerá si el delantero brasileño debe pasar por el quirófano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine