ATLETISMO - VIG-BAY

Alejandro Fernández, campeón de la Vig-Bay: "Los últimos cuatro kilómetros se me hicieron eternos"

"Solo pienso en comerme una pizza y dormir una siesta", dijo tras cruzar la meta

07.04.2014 | 11:37
Alejandro Fernández a su llegada a Baiona. // José Lores

Pese a cruzar la meta en solitario en la XV Vig-Bay, Alejandro Fernández confesó tras cruzar la línea de meta que "los últimos cuatro kilómetros se me hicieron eternos". Algo comprensible, teniendo en cuenta que el día anterior, por la tarde, había competido en el campeonato de España de 10 kilómetros en ruta en Padrón, donde logró la medalla de plata por detrás de Aelemayehu Bezabeh (Bikila).

"Ahora mismo sólo pienso en comerme una buena pizza y en dormir una buena siesta", bromeó el ourensano, que ayer en Baiona completó un ajetreado fin de semana competitivo. "Era un fin de semana para disfrutar. No puedo decir que haya sido estresante. He corrido dos carreras que eran muy importantes para mí. Llevaba todo el invierno entrenándome muy duro y no ha sido estresante en absoluto porque nosotros, al fin y al cabo, entrenamos para esto", comentó.

Pese a que en un primer momento Hassan Lekhili (vencedor de la Vig-Bay en tres ediciones) se mostró ambicioso, enseguida Alejandro Fernández sintió la necesidad de imponer su propio ritmo en la carrera. Llegaba con el cartel de favorito y no defraudó. Tomó las riendas de la carrera en el kilómetro ocho y se marchó en solitario. "Hassan salió fuerte y más o menos en el kilómetro 8 decidí yo imponer mi ritmo. No iba a gusto detrás de él, porque la carrera iba a trompicones, y decidí yo marcar mi ritmo", cuenta. Y la estrategia no pudo salirle mejor, porque el marroquí afincado en Ourense no pudo seguirle. Es más, incluso acabó cediendo la segunda plaza, que finalmente ocupó Daniel Bargiela.

Tras ponerse en cabeza, el ourensano se dedicó a hacer su carrera. Pese al desgaste del día anterior, el esfuerzo no le pasó factura. "No llegué a temer por el triunfo porque iba pidiendo referencias al público y sabía que venían un poco lejos", comenta, pese a que sí confiesa que sus piernas notaron "el esfuerzo" realizado en Padrón la tarde anterior.

Es el primer triunfo del atleta del New Balance en la Vig-Bay. "La primera vez participé sin entrenar mucho, era la época en la que lo había dejado y la verdad que es mejor no hablar de aquella experiencia", dice, el corredor, pletórico y "muy contento" con su triunfo en Baiona y con su subcampeonato de España en los 10 kilómetros en ruta: "Es una plata y eso es lo importante. Hoy (por ayer) la marca no era importante y además con la carrera de ayer (por el sábado) lo único importante era la victoria. Era imposible hacer una buena marca aquí habiendo corrido en Padrón diez kilómetros".

"Ahora toca descansar unos días y en junio quiero correr un 10.000 fuerte para intentar hacer la mínima para el campeonato de Europa", añade.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine