"El equipo está vivo aunque ahora esté hundido"

07.04.2014 | 01:30

David de Dios no arroja la toalla, a pesar de reconocer tras la derrota ante el Sporting de Gijón B que será difícil evitar el descenso a Tercera División. Admite el técnico del Celta B que la falta de pegaba pasa factura a su joven equipo en una categoría en la que los rivales apenas necesitan generar ocasiones.

"Más cosas a peor no nos van a pasar. Un partido que tienes para matar, con dos o tres ocasiones claras de gol, después fallas un penalti... Por eso vamos ahí, porque no aprovechamos las ocasiones que tenemos en los partidos. No vamos ahí por casualidad, ya que estas cosas no pasan por suerte, pasan porque nos cuesta finalizar las ocasiones: las tienes pero no marcas y el rival, con tres o cuatro que tenga, te mata", manifesta De Dios como resumen de lo sucedido ayer en Barreiro.

El técnico del filial céltico mantiene la ilusión de conseguir la permanencia. "El equipo está vivo, aunque ahora esté hundido, ya que pocas cosas más se le pueden pedir. El enfado va a durar dos o tres días, pero después vamos a seguir dando guerra".

Lamenta la fatalidad que les persigue en los últimos minutos de los partidos. "En la jugada del primer gol del Sporting B el rechace pudo caer en cualquier lado y le cae a ellos. Y después, el empate no nos valía y fuimos a por todas", añade.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine