Del Bosque desata la ilusión en Bouzas

Centenares de personas acuden al Baltasar Pujales para estar cerca de uno de los artífices de la época dorada del fútbol español. El seleccionador nacional aportó sus consejos y señaló que con ellos es "donde más a gusto se siente"

03.04.2014 | 21:50
Del Bosque desata la ilusión en Bouzas
Del Bosque ficha por el Rápido de Bouzas
Play
Del Bosque desata la ilusión en Bouzas
Del Bosque, protagonista en el Centenario del Rápido de Bouzas
Play
Del Bosque desata la ilusión en Bouzas

El Rápido de Bouzas vive uno de los días más grandes de su historia. Los actos del Centenario marcaban la jornada de hoy en rojo. Vicente del Bosque entraba en escena. El seleccionador nacional visitaba las instalaciones del club aurinegro. La expectación se levantaba en los minutos previos a la llegada del técnico salmantino. Los 500 futbolistas del histórico club vigués ya formaban en el terreno de juego.

En la megafonía del estadio se iba informando de los movimientos del seleccionador. Del Bosque aterrizaba en Peinador alrededor de las cinco de la tarde. La llegada al Baltasar Pujales se demoro sólo diez minutos. A las 18:00 horas, el presidente del Rápido de Bouzas, Manuel Pedro Seoane, recibía al salmantino. Se desataba el delirio. Jóvenes y adultos pedían la firma al entrenador que ha llevado a España a la cima del fútbol mundial.

El protagonismo se trasladaba al terreno de juego. Del Bosque saludaba a la grada y a cada uno de los 500 jugadores que se preparaban para escuchar su discurso. Sus consejos fueron claros. El fútbol como escuela para la vida. Además, el seleccionador nacional fue claro en su comparecencia. "Aquí, con vosotros, es donde más a gusto me siento". El salmantino recordaba sus años como director de las categorías inferiores del Real Madrid, una etapa en la que comenzó a gestarse la carrera deportiva de uno de los técnicos con mejor palmarés de la historia del balompié nacional.

Aplausos y "en Brasil repetiremos" fue lo que continuó al "speech" de Vicente del Bosque. Fue el momento de saludar a cada uno de los 500 jugadores que conforman el conjunto aurinegro. Pre-benjamines, benjamines, alevines y demás categorías saludaban al entrenador de la selección española. Firmas, fotografías y algún consejo nuevo se sucedía en el "tapete" del Baltasar Pujales.

El delirio regresó a la conclusión del acto. Centenares de personas se agolparon sobre la entrada del estadio aurinegro para poder tocar a Del Bosque, que se marchó de Bouzas con destino al Centro Cultural Novacaixagalicia, donde está impartiendo una conferencia sobre el juego limpio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine